Allanamiento por muerte de bebé



NEUQUÉN (AN).- La policía no tenía información ayer sobre el resultado de la autopsia que había sido ordenada por el titular del juzgado correccional 3, Marcelo Muñoz, en el cuerpo de un bebé de cuatro meses que llegó muerto el jueves al hospital Horacio Heller. Su madre, una mujer de 30 años, permanecía hasta ayer en el nosocomio donde quedó internada tras la comprobación del desgraciado hecho. Según informaron fuentes policiales, una comisión de la comisaría 3 efectuó un allanamiento en la casilla de la toma Monte Sinaí, en Pérez Novella al 3.000, donde vivían el bebé y su madre, comprobaron el estado en el que era alojado y, trascendió, se secuestraron elementos que podrían servir en la investigación, aunque no se informó de qué se trataba. Al mediodía del jueves, la comisaría recibió un pedido de auxilio de un vecino de la toma que indicaba que su vecina reclamaba ayuda a los gritos porque su bebé había dejado de respirar. Este vecino también se comunicó con una hermana de la mujer, quien concurrió al lugar y la trasladó en su vehículo al cercano hospital donde a las 12.30 el bebé llegó muerto. El médico de guardia había indicado que el bebé sufría insuficiencia respiratoria. Lo que llamó la atención a los policías fue que la mujer tenía signos de elementos cortantes en sus brazos pero no podían encontrar relación entre esto y la muerte del bebé. La madre permanecía internada bajo observación médica, ya que sufrió una crisis nerviosa. El cuadro de insuficiencia respiratoria podría haberse agravado con el intenso calor que se vivió en la jornada del jueves y la precariedad de la vivienda donde se hallaba el menor, aunque hasta ayer el tema era motivo de investigación.


Comentarios


Allanamiento por muerte de bebé