Allanan Termas por la compra de hidromasajes

Investigan una posible operación irregular.

NEUQUEN (AN).- La justicia provincial allanó las principales oficinas del Ente Provincial de Termas de Neuquén (Eproten), por presuntas irregularidades que se habrían cometido en la compra de hidromasajes que fueron destinados al complejo termal que administra el gobierno y que se encuentra en la localidad de Copahue.

La orden de allanamiento la libró el lunes pasado el juez penal Juan José Gago, por pedido de la fiscalía de Delitos Contra la Administración Pública, a cargo de Pedro Telleriarte, que conduce la investigación. El procedimiento se realizó minutos después de ser autorizado por el magistrado y fue simultáneo en las oficinas que el ente tiene en distintos puntos de la provincia.

Termas es un organismo público que dirige Alberto Reissig. Ayer este diario intentó comunicarse con el funcionario, que está siendo investigado, pero desde su oficina se informó que Reissig no se encuentra en la provincia.

Las sedes de esta capital y Loncopué, además del complejo termal de Copahue, fueron los lugares donde se produjeron los allanamientos. Hasta allí se trasladaron funcionarios judiciales para buscar la documentación relacionada con la compra de los bienes.

Lo que se investiga es la compra directa de diez hidromasajes por un monto cercano a los 30 mil pesos. El gremio estatal (ATE), a través de su representante en Loncopué, Juan Carlos Almendra, denunció que el titular de Termas autorizó la compra y que la operación se realizó con una empresa que provee esos elementos a una firma vinculada con el funcionario que está a cargo del ente.

Ante este hecho, la fiscalía que conduce Pedro Telleriarte abrió una investigación preliminar para tratar de establecer si el titular de Termas cometió algún delito.

Los diez equipos de hidromasajes fueron vendidos por la fábrica Carrara Hidroma

sajes, de la provincia de Buenos Aires, que según el gremio es proveedora también de Watermanía, firma cuya propiedad atribuyen a Reissig, aunque manifestaron que luego el funcionario "aclaró que no es de él, sino de su hijo".

De los diez hidromasajes, cuyo costo osciló entre los 2.800 y 2.900 pesos, cinco ya fueron instalados. Los demás se colocarán cuando el flujo turístico hacia el complejo disminuya. Así lo reveló Reissig a mediados de enero en diálogo con "Río Negro".

Uno de los pasos que dio la fiscalía antes de realizar el procedimiento de anteayer fue tomar declaración a empleados del organismo estatal, entre los que figuró Almendra.

En el testimonio que brindó el pasado 29 de enero ante la fiscal adjunta, Cristina Beute, el dirigente de ATE sostuvo además que hubo empleados que sufrieron represalias de parte del funcionario, por haber hecho pública en la localidad la adquisición de los equipos de hidromasajes.

Respecto a esto último, precisó que a dos trabajadoras que habitaban viviendas del organismo en Copahue durante la temporada de verano, le solicitaron que las abandonaran. Como se negaron a hacerlo sin una orden por escrito, "el presidente de Termas ordenó abrir los departamentos con efec

tivos de Gendarmería que sacaron las pertenencias de las trabajadoras", según consta en la aludida declaración testimonial.

Reissig asumió como presidente del Eproten hace más de un año. Se hizo cargo luego de que el ex intendente de esta capital, Herminio Balda, fuera desplazado del puesto tras participar en las últimas elecciones internas del MPN en las que Federico Brollo se consagró como candidato a jefe comunal del partido provincial, aunque luego perdió en la elección general

Una de las primeras medidas que adoptó Reissig en su gestión, fue inaugurar un SPA termal en la capital en abril del 2003, cuyos servicios algunos usuarios criticaron meses atrás.

Los argumentos de una decisión polémica

NEUQUEN (AN).- Cinco de los diez hidromasajes que compró el titular del Eproten ya fueron instalados en el complejo termal de Copahue. Los demás se pondrán en funcionamiento cuando disminuya la afluencia de turistas al lugar.

Así lo reveló Alberto Reissig a mediados de enero pasado, cuando dialogó con "Río Negro" sobre la denuncia efectuada por la delegación de ATE en Loncopué sobre las supuestas irregularidades en la compra de las bañeras.

En esa ocasión, Reissig reveló que cinco hidromasajes estarían en funcionamiento desde los primeros días de febrero, algo que ayer fue confirmado por Almendra. En tanto los demás, se instalarán cuando el finalice la temporada estival.

El presidente del Eproten, que según indicaron desde su oficina se encuentra de viaje y regresa a esta capital el jueves, sostuvo en enero que la compra se realizó debido al desgaste de las instalaciones del complejo y a la necesidad de cambiar los equipos porque las aguas y los barros son muy corrosivos. Vaticinó, de forma paralela, que "la inversión hecha se recuperará a través de los servicios que vamos a poder brindar".

Las piletas fueron hechas a medidas y se colocaron en el sector de barroterapia. A diferencias de las que estaban, tiene ocho centímetros más de profundidad.

En el complejo hay, además, tres bañeras que la actual administración no tiene previsto reemplazar.


Comentarios


Allanan Termas por la compra de hidromasajes