Allanaron la casa del interventor de Lotería

En la vivienda que Miguel Irigoyen tiene en San Antonio Oeste, la Justicia buscaría determinar si el funcionario tuvo un crecimiento económico importante en los últimos años.



VIEDMA (AV)- La vivienda particular en San Antonio Oeste del interventor de Lotería de Río Negro, Miguel Irigoyen, fue allanada ayer. El procedimiento fue ordenado por el juez penal Jorge Bustamante, quien investiga las presuntas irregularidades en Lotería por la concesión de los casinos en Río Negro.

Este no sería el único allanamiento ordenado por la Justicia sobre inmuebles propiedad del funcionario no sólo en la provincia sino también fuera de ella.

Además, para la semana próxima se esperan los resultados de distintas gestiones ordenadas por el juez penal Jorge Bustamante, la mayoría de ellas dirigidas a entidades bancarias de la Capital Federal.

Las medidas apuntan a los movimientos de cuentas que podrían involucrar a la Lotería y a sus funcionarios.

En tanto, se aguardan los allanamientos solicitados vía exhorto a la Justicia en Bariloche.

Con estos elementos y la evaluación del material que se posee en el juzgado, producto del primer allanamiento en la Lotería, y el material remitido desde los bancos de Viedma, se podrían definir citaciones no sólo de testigos, si no de personas con un grado mayor de responsabilidad.

Los allanamientos ordenados en propiedades particulares de Irigoyen parecieran estar dirigidas a determinar si el funcionario ha tenido un avance económico importante en los últimos años y, de ser así, si ese progreso coincide con su asunción en este cargo.

El operativo realizado ayer en el domicilio del interventor de Lotería en la intersección de la ruta de acceso a San Antonio y Automóvil Club Argentino se extendió durante toda la mañana. Comenzó antes de las nueve y finalizó pasadas las 13.30.

Del lugar se habría retirado documentación vinculada a casas, campos, lotes y vehículos a nombre de Irigoyen, así como otros papeles relacionados con movimientos bancarios.

Todo fue enviado a Tribunales en Viedma.

El allanamiento estuvo a cargo del subcomisario de la Unidad Décima, Abel Echavarría, y fue supervisado por el comisario Andrés Ruiz quien, en declaraciones a la prensa, manifestó: “la importante cantidad de elementos secuestrados está relacionada con documentación bancaria y que acredita propiedades de Irigoyen”.

La documentación fue secuestrada en un sector de la casa que haría las veces de escritorio y biblioteca.

En el momento de efectuarse el procedimiento, sólo se encontraban en el domicilio la esposa y una hija del interventor de la Lotería Rionegrina.

A media mañana se acercó el yerno de Irigoyen, pero los efectivos policiales no le permitieron el ingreso a la casa por lo que optó por retirarse.

En realidad, entre jueves y viernes estaba prevista en San Antonio la presencia del juez Bustamante y de la fiscal Daniela Zágari, pero el feriado bancario y cambiario habría imposibilitado la percepción de viáticos y la partida para combustible, por lo que los funcionarios judiciales no pudieron trasladarse hasta esa localidad.

A medida que la mañana avanzaba, se especuló con un posible allanamiento en el canal de cable sanantoniense, propiedad de Irigoyen, pero eso fue rápidamente desestimado por el comisario Ruiz ya que, según dijo, “sólo tenemos orden de allanar su domicilio particular”.


Comentarios


Allanaron la casa del interventor de Lotería