Propiedades

Allen: proyectarán el diseño de un edificio público sustentable en la ciudad

El próximo martes 15 de diciembre, a las 18, se presentará el “Ciclo participativo de construcción sustentable del Alto Valle”, impulsado por el INTI.

El martes 15 de la próxima semana, a las 18, se presentará el “Ciclo participativo de construcción sustentable del Alto Valle”, que tendrá a Allen como centro de la acción. Este ciclo es un espacio integrador, abierto, de intercambio, libre y gratuito que tiene como objetivo divulgar la arquitectura sustentable y enlazar su metodología para generar así espacios de vinculación, debate e integració de los distintos sectores y actores técnicos, políticos y comunitarios de la región en la que se establece o desarrolla.

De su andar se concretará en un futuro cercano, entre otros logros, producir un proyecto arquitectónico para un edificio público sustentable a erigirse en Allen. De este modo, esta ciudad se suma a una de las tendencias más marcadas del nuevo urbanismo a nivel global.

La finalidad de este ciclo impulsado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) es “aportar conocimientos técnicos y conceptuales para generar conciencia en la comunidad y así gestar y establecer políticas públicas de hábitat que incluyan a la sustentabilidad como eje, considerando su desarrollo, divulgación e implementación a través de normas y reglamentos técnicos que contribuyan a la formalización de técnicas constructivas sustentables”, según palabras de Alejandro Domínguez, del Área Tecnologías Sustentables del INTI, a este diario.


El inicio de una casa hecha de barro en Allen, tiempo atrás. Hoy sus dueños disfrutan de un hogar confortable cuya construcción fue regida por los conceptos de la bioarquitectura.
Foto gentileza

Algunos actores que ya están trabajando en esta movida en el Alto Valle son el municipio de Allen, desde la dirección de Ambiente y Planeamiento; la Universidad Nacional de Río Negro, desde su carrera de Arquitectura; los colegios de Arquitectos de Río Negro y Neuquén; la Fundación para el Desarrollo del Sur Argentino (FUNDeSUR), El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Tecnologías Sustentables + Villa Regina + Córdoba); la Facultad latinoamericana de Ciencias Sociales; la Cooperativa 127 Hectáreas y las escuelas técnicas CCT2, ESRN 149, ET8 y CET21.

Antonio Puerta, director de Gestión Ambiental de la comuna de Allen, comenta que este ciclo se propone ser un nexo para fortalecer la vinculación y el trabajo conjunto entre instituciones, universidades, profesionales, industria local y comunidad y así enriquecer y potenciar las capacidades locales existentes a través de la sustentabilidad.


Alejandro Domínguez lidera, desde el INTI, la movida de gestar políticas públicas sobre hábitat sustentable. Foto gentileza La Nación

Tanto Puerta como Domínguez comentan cómo es que Allen llega ahora a ser un centro de participación para la producción del hábitat sustentable en nuestra región.

“En el marco del Programa de Hábitat Sustentable que se desarrolla e impulsa en la actualidad, la Agencia de Ambiente Sustentable de la municipalidad de Allen convocó meses atrás al Área Tecnologías Sustentables del INTI para iniciar en el Alto Valle de Río Negro un ciclo como los que esa institución impulsó en las provincias de Córdoba y Mendoza”, informaron ambos.


El roquense Antonio Puerta se consolida, desde el municipio de Allen, como un activista reconocido y respetado en lo que respecta al hábitat sustentable en las ciudades de la región. Hoy es uno de los eslabones de la acción que el INTI lanzará en estos días en la zona.

El pedido incluyó la asistencia técnica y metodológica en el proceso de diseño participativo que, entre otras cosas, producirá un proyecto arquitectónico para un edificio público sustentable. Este proceso incluirá charlas de sensibilización, introducción y actualización de temáticas específicas, transferencia y articulación metodológica con los distintos actores locales para avanzar en un proyecto arquitectónico (salón de usos múltiples experimental) con fines sociales.

“De este modo se pretende cubrir las necesidades edilicias concretas, que deje mano de obra capacitada y que visibilice el potencial de los recursos naturales disponibles localmente. A esta necesidad se suma la intención de promocionar el flamante marco normativo que regula este tipo de construcciones por parte de municipio y generar propuestas arquitectónicas de viviendas sociales sustentables”, agregaron.


Uno de los proyectos que surgió hace muy poco en Córdoba en un trabajo colaborativo entre el INTI e instituciones académicas y privadas.

Antecedentes

Estos ciclos se iniciarona nivel nacional para propiciar acciones y proyectos que permitan divulgar temáticas socioambientales y poner a la bioarquitectura en la agenda pública.

El primer ciclo se desarrolló en Córdoba, impulsado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial en convenio con el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba. Participaron de la propuesta, ideada con un modelo de gestión asociativa, más de sesenta personas de distintos ámbitos: Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Católica de Córdoba, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Fundación Pro Eco San Miguel, Cooperativa CEDEHAS, industrias locales, estudios de arquitectura y profesionales independientes.

Se pretende cubrir las necesidades edilicias concretas, que deje mano de obra capacitada y que visibilice el potencial de los recursos naturales disponibles localmente

Alejandro Domínguez, del INTI

Se trabajó a partir de la metodología “Planificación participativa y gestión asociada”, desarrollada por FLACSO, que propició la incorporación de actores de manera permanente. Esta metodología posibilita la intervención en políticas públicas desde campos disciplinarios diversos, construyendo un actor colectivo socio-técnico-gubernamental. La ilustración de la página anterior demuestra el proyecto que se diseñó tras el largo trabajo.

El segundo ciclo se desarrolló en Mendoza, donde fue convocado por el INTI y participaron de la propuesta el Colegio de Arquitectos de Mendoza, Universidad Congreso, industrias locales, estudios de arquitectura y profesionales independientes.

La visibilización de estos ciclos motivó la contratación por parte del municipio de Río Grande, Tierra del Fuego, donde se generaron tres visitas que incluyeron charlas y capacitaciones.

Qué son los proyectos SUME

Los proyectos SUME son el denominador común en los ciclos. Se trata de Salones de Usos Múltiples Experimentales que se proyectan participativamente para responder a necesidades concretas. Estos proyectos arquitectónicos incluyen diseño bioclimático, uso de materiales naturales, energías renovables, sistemas de saneamiento descentralizado y tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU).

Son una oportunidad para exponer temas de relevancia como el impacto ambiental, eficiencia energética, el marco normativo y reglamentario existente, ensayos e información técnica sobre materiales naturales, pero fundamentalmente generan el escenario que permite la integración, la vinculación y el trabajo articulado entre instituciones, universidades, profesionales, industria local y comunidad. Es así como se enriquecen y potencian las capacidades existentes y generan una gestión asociativa en un proceso educativo, científico y tecnológico.

La presentación de este ciclo, entonces, se podrá seguir por el canal YouTube/municipalidaddeallen, en vivo, este martes 15 de diciembre a las 18.

Acceso a los contenidos que se generan

Los ciclos generan y transfieren contenidos. Esos contenidos técnicos se orientan a divulgar el marco normativo y reglamentario para facilitar la adopción y formalizar sectores que, por lo general, se enmarcan en la informalidad.

Algunos ejemplos de materiales desarrollados:

“Bioarquitectura aplicada a un edificio público sustentable” https://www.inti.gob.ar/areas/desarrollo-tecnologico-e-innovacion/transferencia/tecnologIas-sustentables

Una publicación digital de libre descarga del proyecto participativo SUME, para la construcción de un salón de usos múltiples experimental en el predio del INTI en la ciudad de Córdoba. La publicación, de 200 páginas, se compone de un volumen principal y un anexo con planos. Posee enlaces que facilitan el acceso a documentos externos de múltiples organismos e instituciones.

También se publicó, junto al Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba, la revista “Bioarquitectura”, en formato impreso y digital (de libre descarga en los sitios web del colegio y el INTI). 

En formato audiovisual existen registros audiovisuales que están disponibles en el canal de Youtube “INTI Tecnologías Sustentables”. Se trata de muchas horas de cobertura de los foros y presentaciones que se desarrollaron en Córdoba, Mendoza y Catamarca. Además, hay una serie de videos de divulgación sobre técnicas constructivas desarrollados en el marco de un convenio con colegios secundarios.


Comentarios


Más Especiales

Allen: proyectarán el diseño de un edificio público sustentable en la ciudad