Allen puso en marcha una segunda planta potabilizadora de agua

El beneficio también será para Fernández Oro.



ALLEN (AA).- Una nueva planta potabilizadora de agua que funciona como complemento de la estructura principal que toma el agua del río y abastece a toda esta ciudad, fue puesta en marcha en Allen. La utilización de los flamantes “filtros rápidos” contribuirá a mejorar el servicio de agua potable para todas las familias de la zona norte de Allen y también de Fernández Oro.

Según se informó desde Aguas Rionegrinas (ARSA), la pequeña instalación levantada a orillas del canal principal de riego -a la altura de la calle Amilcar Regot- empezó a trabajar en la última semana y con su aporte se pretende mejorar el abastecimiento en toda la localidad. Se prevé ponerla en funcionamiento sólo durante el verano, cuando el consumo llega a duplicarse, se indicó.

Por tal motivo, se decidió inaugurarla en estos días, ya que durante las últimas semanas los reclamos por la escasez de agua se hicieron sentir en el norte allense y también en la vecina localidad de Fernández Oro.

“Creemos que con el uso de los filtros se van a solucionar los problemas porque esto hace que haya mayor presión en toda la ciudad, en el norte y en el centro de Allen, y también en Fernández Oro”, comentó el titular local de ARSA, Laureano Tapia.

La nueva -y pequeña- estructura está apoyada sobre el canal principal y desde allí bombea el agua hacia el sector norte. Se construyó en casi medio año, se informó, tuvo un costo de 80 mil pesos aproximadamente y potabiliza alrededor de 400 por hora.

“Con esta planta que acompaña simplemente a la principal, ganamos tener permanentemente agua en la cisterna y dar mayor presión. Trabaja a procesos acelerados y con mucha menos cantidad de agua”, indicó Tapia.

Como ocurre en cada temporada estival, con la llegada del calor, el consumo de agua crece a pasos agigantados y las consecuencias se ven en la sequía de las canillas durante los días de mayor temperatura.

Por esta razón, desde ARSA se recordaron algunas pautas para evitar el derroche teniendo en cuenta que históricamente esta es una de las ciudades con mayor consumo de agua, según los registros locales.

Los horarios para regar jardines, lavar veredas y llenar -con moderación- las piletas, son de 6 a 8 de la mañana y de 22 a 24, se mencionó. “Hay que dejar de tirar agua de más en los horarios pico, para evitar que haya escasez de agua en otros sectores”, se advirtió.


Comentarios


Allen puso en marcha una segunda planta potabilizadora de agua