Almirón, un DT que desestabiliza a los grandes



#

Análisis

Jorge Almirón es seco, tiene cero onda, habla poco y nada, y hasta 2014, cuando llegó a Godoy Cruz, era un DT ignoto para el medio argentino. Hoy, es el terror de los grandes. Y se cargó a los cinco. De diferentes maneras, pero se los cargó.

Entre el 29 de mayo del año pasado y el sábado, su Lanús sumó tres copas ante equipos top: 4-0 a San Lorenzo en la final del torneo 2016, 1-0 a Racing en la Copa Bicentenario y 3-0 a River en la Supercopa Argentina. Así, se transformó en el técnico más ganador de la historia del Granate.

Los triunfos ante el Ciclón y la Academia hicieron tanto ruido, que se terminaron los ciclos de Pablo Guede y Facundo Sava. Esto, se sabe, no pasará con Marcelo Gallardo, que tiene espalda de sobra, pero también sufrió en carne propia las virtudes de un entrenador que arriesga siempre y no es de pedir mucho refuerzo.

En el anterior receso perdió a Gustavo Gómez -líder de la defensa- y en este a Miguel Almirón -gambeteador de esos que no abundan-, pero nunca resignó la manera de jugar: un 4-3-3, con menos lujo y el mismo vértigo.

Si Boca e Independiente piensan que se quedan afuera de esta movida, se equivocan. Antes del arranque del actual torneo de AFA, la CD Xeneize clamó para que el certamen empiece en la segunda fecha, luego de una postergación de días. A Boca le tocaba Lanús, fue a La Fortaleza y perdió 1-0.

E Independiente lo tuvo en su banco, pero en la primera de cambio marchó. Con el Rojo ganó 13, empató 10 y perdió 9, números que no fueron suficientes y le dieron paso a un cambio de entrenador. Llegó uno de corte europeo, Mauricio Pellegrino, que ya no está. Y después fue el turno de un ídolo, Gabriel Milito, que apenas duró un puñado de partidos.

Con o sin copas en juego, Almirón es un apellido que hace ruido en todos los grandes. Y la perla final la dejó ayer Nicolás Russo, presidente de Lanús, que sorprendió al declarar que “antes de elegir a Bauza, Armando Pérez me preguntó por Jorge para la selección”. Suena exagerado, es cierto, pero nadie puede dudar que se trata de un técnico capaz, atrevido y sin techo.

Podio Fútbol


Comentarios


Almirón, un DT que desestabiliza a los grandes