Alternativas para los talleres



La falta de recursos es la constante en los talleres de las escuelas industriales rionegrinas, las ex ENET de la Nación, que nunca lograron hacer pie en la esfera provincial desde su traspaso. Recién ahora se convoca a un diálogo más abierto para ver qué hacen con esas escuelas y cómo las encaminan.

Aunque parezca complejo de resolver, hay alternativas que permitirían un funcionamiento más aceitado de todas estas escuelas, sin que tengan la necesidad del planteo y la protesta constante. Por ejemplo, sumar los insumos que precisan los 20 establecimientos con esta modalidad en la provincia y hacer una única gran compra. Por un lado esto permitiría bajar costos y por otro garantizar el andar sin alteraciones en todo el año.

Los estudiantes venden parte de lo que hacen, pero terminan siendo las familias las únicas que compran parrillas y otros elementos a modo de colaboración.

Por qué no pensar que bajo la figura de la práctica rentada, de una pasantía o de otro modo, los estudiantes puedan arreglar el mobiliario de las escuelas rionegrinas en los mismos talleres en que hacen sus tareas. La provincia gasta mucho dinero en estos arreglos, recursos que bien podrían ir a los colegios industriales.

(Redacción Central)


Comentarios


Alternativas para los talleres