Alumnos de un CPEM piden más profesores



NEUQUEN (AN).- Alumnos y docentes del CPEM 41 cortaron ayer la intersección de las calles Richieri y Linares para reclamar mejoras en la infraestructura del establecimiento y la contratación de personal docente y de servicio. Además denunciaron que la comida que el órgano educativo envía a la escuela “llega en mal estado”.

Entre las 9.30 y las 11.30, y desde las 15 a las 17, la comunidad educativa del establecimiento interrumpió el dictado de clases y decidió obstaculizar estas arterias. Hoy una asamblea podría promover una medida similar de no mediar soluciones.

En primer término, el reclamo se centró en la construcción de un playón para actividades físicas en el patio de la escuela. Los alumnos dijeron ayer que fue un compromiso asumido por el CPE, meses atrás.

Al igual que desde principio de año, volvieron a la carga con su solicitud de que la cartera educativa provincial designe profesores para cubrir materias cuyos dictados se encuentran interrumpidos.

Un reclamo idéntico realizan en el caso de los auxiliares de servicio. Tanto alumnos como docentes que ayer participaron de la protesta aseguraron que pese al compromiso de promover las designaciones, todavía la situación no ha variado. Esto comenzó a reportar inconvenientes en aspectos funcionales y en la sobresaturación de labores del personal que actualmente se desempeña en el sector. También fue en detrimento de las condiciones sanitarias por la falta de limpieza.

La designación de más profesores es una demanda que ya conocen las autoridades del CPE. Aunque el pedido no obtuvo una respuesta en concreto. Lo mismo ocurrió en el caso del playón. El predio donde se realizaría fue inspeccionado por funcionarios de Arquitectura escolar, pero las obras siguen sin llegar a buen puerto.

“Hay inconvenientes para el dictado de algunas materias; esta es la situación puntual; a los chicos les quedan muchas horas libres”, dijo Alejandro Castellar, uno de los docentes del CPEM 41, al referirse a la falta de personal.

También el reclamo de ayer fue motivado por la mala calidad de la alimentación que estarían recibiendo los estudiantes que van a clases en contraturno. Algunos de ellos dijeron que “la comida estaba en mal estado” y que además “no son dietas equilibradas”. “Río Negro” intentó comunicarse con las autoridades del CPE para saber su posición frente a las demandas, pero los sucesivos intentos no llegaron a buen puerto.


Comentarios


Alumnos de un CPEM piden más profesores