Alumnos neuquinos rinden la prueba educativa

El Séptimo Operativo Nacional de Evaluación de Calidad Educativa comenzó ayer en Neuquén y se extenderá hasta el viernes, abarcando todas las áreas. De igual manera comenzará hoy en todos los niveles educativos de Río Negro, desde el inicial hasta el de adultos en el caso de esta provincia. Solá, ministro de Educación, dijo que es una muestra y no un censo.





NEUQUEN- Los alumnos del nivel primario y secundario de Neuquén comenzaron ayer a rendir exámenes en el contexto del Séptimo Operativo Nacional de Evaluación de la Calidad Educativa que organiza el ministerio de Educación de la Nación. Las pruebas finalizarán el próximo viernes y abarcan a chicos de tercero, sexto y quinto grado y a los de quinto y sexto año en la secundaria.

Los estudiantes del primer nivel debieron resignar buena parte del tiempo libre del fin de semana para repasar conocimientos de Matemática, Lengua, Ciencia Sociales y Ciencias Naturales. Los de enseñanza media tuvieron que resolver temas de Física, Química y Geografía.

El gremio de los docentes de Neuquén (ATEN) rechazó la evaluación educativa. La secretaria general del sindicato, Liliana Obregón, manifestó que con esta suerte de censo se busca «echarle la culpa al docente de todos los problemas que tiene la educación» en el país.

«Fue fácil y divertida», dijo sobre la evaluación de matemáticas de ayer, Nadia, una rubiecita de ojos azules que cursa sexto grado en la escuela 107 de esta ciudad, en el momento en que jugaba con tres compañeras a las cartas, luego de la evaluación. Claro que hubo otros que se lamentaron porque el sábado y domingo debieron repasar sus libros y cuadernos para la prueba.

Las consignas

En esta y otras escuelas primarias los alumnos tuvieron que resolver operaciones matemáticas, entre ellas multiplicaciones, divisiones, sumas y restas de fracciones, problemas de geometría y algunos ejercicios de razonamiento. Mañana y el viernes harán lo propio en Lengua, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.

Los chicos recibieron uno por uno un cuestionario con 35 preguntas. Cada ejercicio presentaba tres o cuatro posibles resoluciones y los alumnos debían marcar con un círculo la que consideraban correcta. No se requirió el proceso de resolución de los problemas.

A la mayoría de los preguntas se las apoyó con dibujos o figuras. «Cuál de estas fracciones representa un cuarto», mencionaba el ejercicio 15 y mostraba un círculo, un rectángulo y un cuadrado como opciones.

Ochenta minutos -dos horas cátedras- de extremo silencio se vivieron durante el examen, según contaron los chicos de la 107, que fueron supervisados por la aplicadora Graciela Iriarte.

La mujer fue, durante la evaluación, quien se hizo cargo de la clase, y aseguró que su función sólo se remitió a explicar las consignas del cuestionario de 35 preguntas y que frente a algunas preguntas tuvo que hacer oídos sordos.

Ante una consulta de «Río Negro», Obregón calificó la evaluación como «trucha», porque sólo busca «culpar al maestro» de los problemas actuales de la educación. Pidió a «padres y docentes» de Neuquén a que «se opongan a todo tipo de examen» de estas características, que «se enmarca en la Ley Federal de Educación» y dijo que en «muchas escuelas» los docentes decidieron no evaluar.

Opinó que esta forma de medir la calidad educativa es un «nuevo» mecanismo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial para «discriminar y desprestigiar a la escuela pública» en América Latina.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alumnos neuquinos rinden la prueba educativa