Alvarez aceptó la competencia que le cabe al Estado

Aseguró que Ibarra debe dar explicaciones.





El flamante secretario de Justicia y Seguridad Urbana porteña, Juan José Alvarez, dijo que sería «gravísimo» negar la responsabilidad del Estado en la tragedia de República Cromagnon, que ayer se cobró una nueva víctima y elevó el número de muertos a 191.

Las consecuencias de la tragedia de Once se volvieron a vivir ayer con una ola de clausuras en distintos boliches de Mar del Plata y Cór

doba. En total 16 locales fueron cerrados por los problemas de seguridad a la hora de controlar posibles incendios que se puedan desatar en su interior

Por su parte, el matrimonio Duhalde respaldó el nombramiento de Alvarez, responsabilizó al Ibarra por el incendio y cuestionó la actitud que tomó el presidente Néstor Kirchner.

Alvarez dijo que mañana se pondrá en marcha una «auditoría integral sobre todas las áreas que intervinieron o debieron intervenir vinculadas a la catástrofe» y se difundirán en Internet los resultados de las inspecciones que se realicen.

Con esta medida, el secretario de Seguridad afirmó que busca acentuar una «fortísima transparencia» y permitirá «el control por parte de la gente».

Asimismo, renovó el pedido de que sea traspasada la policía y los bomberos a la órbita de la Ciudad y en ese sentido recordó que «el presidente (Néstor Kirchner) lo ha dicho públicamente: quiere, y sabe además, que la ciudad de Buenos Aries necesita su policía y su cuerpo de bomberos».

«Creo que el Estado no cumplió con su tarea y cuando el Estado no cumple, es responsable», manifestó el ex ministro de Eduardo Duhalde en diversas declaraciones realizadas a radios Mitre y La 10, así como a los diarios Clarín y Página 12.

Alvarez consideró que sería «gravísimo» negar la responsabilidad del Estado. «El Estado tiene una función indelegable de controlar y, en este caso, cuanto menos, no funcionó como debía», destacó Alvarez, y afirmó que se debe encarar «una investigación muy profunda» porque «evidentemente acá hay algo que no funciona bien».

Además, el secretario aseguró que una de las razones por las cuales tomó la «drástica medida» de remover a todos los funcionarios de su área fue la «fuerte percepción de corrupción» que hay en la población.

El funcionario señaló que, además de hablar sobre la corrupción en el área, también se debe tener en cuenta la «incapacidad y desidia» que convergieron con la falta de control del Estado.

Alvarez insistió con que «la ciudad debe contar con un cuerpo de policías y bomberos» y subrayó que «hay una decisión del Presidente» para que este traspaso se concrete. A pesar del apoyo que le brindó el Presidente públi

camente, Alvarez señaló que hay dos cuestiones que pueden retrasar este traspaso.

El primero es la reforma de la «Ley Cafiero» que prohíbe que la Ciudad de Buenos Aires tenga órganos propios de Seguridad y Justicia y el otro inconveniente tiene que ver con el presupuesto «de cientos de millones de pesos» que se requiere para mantener un cuerpo de policía propio, según Alvarez.

En tanto, Alvarez señaló que está «de acuerdo» con que el jefe de Gobierno Aníbal Ibarra debe dar explicaciones, pero no dio más detalles ya que él debe cumplir «una tarea que es puntual» dentro del GCBA.

Con respecto a la inhabilitación de los boliches en la Capital, Alvarez afirmó que la clausuras son preventivas y que Buenos Aires «tiene que volver a tener su vida normal» sino se estaría reconociendo «una incapacidad total y permanente del Estado».

Entre los jóvenes que continúan internados, se encuentra el novio de una de sus hijas y, según Alvarez, esta situación influyó «muchísimo» en su decisión de aceptar el cargo.

El joven había dicho a su hija «vas a ver que tu viejo va a hacer algo», comentó Alvarez quien aseguró que fue como una «premonición», ya que a los dos días Aníbal Ibarra lo llamó para realizarle la propuesta para ocupar el cargo.

(DyN/Télam)

«Escrache» en la casa del jefe de Gobierno

Seguidores del grupo Callejeros, agrupados en la Comisión de Jóvenes Autoconvocados por la Masacre de República Cromagnon, escracharon el domicilio particular del jefe del Gobierno porteño en medio de un fuerte operativo de custodia de la Policía Federal.

Los jóvenes se movilizaron desde Triunvirato y Monroe hasta la intersección de Campillo y Avalos, barrio de Villa Ortuzar, en donde se encuentra el domicilio del jefe de la Ciudad.

«Cárcel a Ibarra y a todos los responsables» corean los jóvenes ante los cuatro cordones de efectivos de la Policía Federal asignados a la custodia de la casa del funcionario.

Los grupos que realizan el escrache convocaron a una nueva marcha el próximo jueves a Plaza de Mayo, para reclamar «justicia» y la renuncia de Aníbal Ibarra.

Los manifestantes se concentrarán a las 18 en Plaza Miserere y a las 20 marcharán a Plaza de Mayo.

En el comunicado leído en la manifestación de ayer, los organizadores aseguraron que reclamarán «Justicia para nuestros callejeros, cárcel a Ibarra y todos los responsables» de la tragedia de Once y «creación de una comisión independiente».

Está será la tercer marcha programada desde la tragedia que conmocionó al país y que hasta ayer contabilizaba ya 191 víctimas fatales.

Por este hecho, Ibarra a recibido fuertes cuestionamientos desde diversos sectores. (DyN/Télam)

Nota asociada: Ola de clausuras en Mar del Plata y Córdoba  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alvarez aceptó la competencia que le cabe al Estado