Amantes del kitesurf desafiaron los fuertes vientos de El Cóndor

Realizaron saltos de más de 10 metros de altura por 30 de largo

VIEDMA (AV)- Decenas de velas inundaron de color el cielo de El Cóndor. La adrenalina subió al máximo gracias al generoso viento que impulsó a los surfers a velocidades extremas y alturas impresionantes. La segunda jornada del Tercer Encuentro de Kitesurf que se desarrolla desde el jueves hasta el domingo en este balneario, fue un desafío imperdible para los más audaces de los aficionados a esta actividad.

El viento de ayer, que sopló constante a alrededor de 50 kilómetros por hora desde el sur, formaba grandes olas que como verdaderas rampas permitieron a los deportistas llegados de distintas partes del país lograr sus "colgadas" soñadas.

Como suspendidos en el aire, jugando con el peso de su cuerpo y la intensidad de las ráfagas, los surfers provocaron la admiración de quienes desde la costa observaron sus increíbles performances. Elevados a cerca de diez metros sobre el mar, a lo largo de más de 30 metros, estos jóvenes amantes de la disciplina extrema pretendieron volar por al menos unos instantes.

Hoy y mañana podrán seguir intentando sus proezas. Ayer fue la jornada ideal para los más experimentados y en mejor estado atlético, porque para los más novatos o menos preparados, las condiciones del mar y del viento no eran recomendables.

El día anterior, las velas en el agua, fueron aún más, pero los saltos menos espectaculares. Al caer la tarde, la larga caravana de vehículos de regreso desde El Cóndor transportaba a las decenas de deportistas ansiosos por conocer el pronóstico.

"Con vientos de 12 kilómetros por hora ya se puede navegar, pero lo ideal es entre 25 y 40. Para más de 40 se reserva la posibilidad a los más experimentados", relataba Mauricio Matone, un surfer de Bahía Blanca, minutos después de salir agotado de las aguas embravecidas de este balneario.

El encuentro no contempla instancias competitivas, sino que es una posibilidad de compartir y mostrar las capacidades de cada uno. Fue organizado por la recientemente conformada Asociación El Cóndor Kitesurf que conduce el viedmense Marcelo Ruiz.

El kitesurf es uno de los deportes acuáticos que más está creciendo en estos tiempos en la región. Combina el surf con el parapente y permite realizar saltos de hasta diez metros de alto y cincuenta de largo.

El precio de los kite oscila entre los 750 y los 1.350 dólares, y las tablas cuestan entre 350 y 650 dólares, según el modelo.


Comentarios


Amantes del kitesurf desafiaron los fuertes vientos de El Cóndor