Ambicioso proyecto forestal para el Valle Medio

Un programa forestal pretende recuperar tierras ociosas en el Valle Medio -Choele Choel y Guardia Mitre-. Se trata de unas 20.000 hectáreas, que plantarán con pinos



CHOELE CHOEL (AVM).- El ministerio de la Producción de Río Negro presentó un ambicioso plan forestal para la región del Valle Medio. Mediante este programa se tratará de recuperar tierras ociosas para la producción maderera, en un proyecto que tiene como objetivo llegar a contar unas 20 mil hectáreas plantadas con salicáseas (pinos y álamos) y eventualmente de otras especies.

El plan fue presentado por el propio ministro de la Producción, Juan Acattino, el viernes por la mañana en la cámara de comercio de Choele Choel. Acattino explicó que "se trata de delinear el desarrollo de una cuenca forestal de aproximadamente 40 mil hectáreas plantadas a lo largo de 10 ó 12 años dentro del área comprendida entre Choele Choel y Guardia Mitre (es decir, una porción muy chica del total superficie global)".

"Aunque con la mitad de superficie implantada el plan funcionaría", indicó el ministro en la presentación del proyecto.

Por otra parte, agregó que "sobre la base de ese nuevo sector forestal, delinear lo que sería la industria que procesaría esa cuenca que se iría renovando o ampliando. Esto implica, luego de un período de 10 a 12 años, la instalación de bobinadoras, aserraderos, remanufacturas (reprocesar las tablas del aserradero con valor agregado), plantas de tableros de fibra y plantas de celulosa o papel".

Además Acattino agregó: "La producción de ese complejo forestoindustrial tendría un destino de exportación porque excedería las necesidades de consumo del mercado interno. Se pondera el beneficio de contar en las cercanías con un puerto de aguas profundas, como el de San Antonio, distante a sólo 200 kilómetros de donde estará la fuente de salida de nuestros productos".

Al programa podrán acceder productores de la zona, que podrían contar con ayudas desde el ministerio. Pero la idea principal es comenzar a recuperar tierras ociosas y que la inversión sea desde el sector privado.

En este sentido, Acattin dijo que no hay límites para aquellos que quieran adherir al programa, aunque sí quienes apuesten a este proyecto deberán esperar para que la producción sea rentable.

En la zona este tipo de emprendimiento cuenta con varias ventajas como por ejemplo la cantidad de tierras de excelente calidad que no están en producción y la cercanía a las fuentes de riego.

Por otra parte, el ministro agregó en su presentación que "se cuenta con el apoyo técnico de profesionales de la zona y además de Buenos Aires contratados especialmente para la proyección de este plan, que implicará además estudios de impacto ambiental.

"Nosotros lo que hacemos es generar el programa ponerlo a disposición de nuestros productores y de los posibles inversores que puedan llegar a la región", dijo Acattino.

Sobre el costo mínimo sobre hectárea mencionó que se debe contar con un peso por barbado, aproximadamente entre 400 y 600 por hectárea, y mil pesos, aproximadamente para plantarlo por lo que el costo inicial treparía a los 1.600 pesos.


Comentarios


Ambicioso proyecto forestal para el Valle Medio