AMIA: un 'espía' dice que advirtieron el ataque

Un ex agente de la SIDE aseguró ayer que en abril de 1994, tres meses antes del atentado a la AMIA, espías locales destacados en Brasil advirtieron sobre "movimientos sospechosos en la Triple Frontera", en un alerta que fue ignorada por las autoridades de inteligencia local.

El ya jubilado agente Carlos Molina Quiroga declaró como testigo en el juicio a la supuesta conexión local del ataque y aseguró que esos cables eran derivados al sector de Contrainteligencia de la SIDE mientras que en esa época él trabajaba en otra área, sala Patria.

Pero luego admitió que lo ocurrido con esos cables lo supo años después, en 2001. "Eran dos cables que habían enviado en abril de 1994 los delegados de la SIDE en Brasilia, en base a información de servicios locales, donde advirtieron que había movimientos sospechosos en la Triple Frontera", detalló Molina.

Quiroga habló también de su pesquisa relativa a Wilson Dos Santos, el brasileño que avisó dos semanas antes del atentado y que tampoco fue escuchado. En el Tribunal las preguntas se centraron en conocer detalles de su rol en el pago de 400 mil dólares hecho desde la SIDE al principal acusado Carlos Telleldín, a cambio de una confesión en 1996.

"Tengo entendido que se le pagó a Telledín para que dijera lo que venía diciendo en off y no se animaba a declarar en sede judicial", aseguró sobre la acusación del detenido que involucró a policías de la Bonaerense en el atentado.


Comentarios


AMIA: un 'espía' dice que advirtieron el ataque