Amigos son los amigos



Comenzó el operativo "limado de asperezas" en el seleccionado argentino. Ayer el manager Carlos Bilardo reconoció que los integrantes del cuerpo técnico, con Diego Maradona a la cabeza, se reunieron "cara a cara" y "así se acabaron todos los problemas, y ya está la selección del ´86 otra vez unida".

La cumbre se desarrolló en el predio de Ezeiza y participaron, además de Maradona y Bilardo, Sergio Batista, José Luis Brown, Héctor Enrique, Julio Olartioechea, Oscar Garré y su tocayo Ruggeri, que está muy cerca de convertirse en el ayudante de campo del "10".

Según aseguró el "Narigón", "cada uno dijo lo que sentía, y ahí arreglamos todo, así que arrancamos de cero kilómetro. Se habló de todo, cara a cara, se acabó todo y chau", graficó el locuaz manager, quien aseguró que venía pergeñando este encuentro desde que asumió en su nueva función en el seleccionado argentino.

"Ahora estoy más tranquilo y más contento. La Navidad la pasé muy mal porque no lograba organizar esta reunión. Pero se hizo y yo creo que ahí se aclaró todo, todo. Cada uno dijo lo que tenía que decir y nadie se guardó nada. Ya está, punto y a aparte", añadió Bilardo, quien hace unos días lloró en cámara porque, según dijo, Batista estaba enojado con él.

"Cada uno dijo lo que sentía, de frente. Brown conmigo, yo con Checho, Checho con Diego, Diego con Ruggeri, Ruggeri con Checho o con el Vasco o con Garré. Hablamos todos". Con relación a la situación de Ruggeri, dijo que "tiene que solucionar algunos problemas para sumarse" y sintetizó: "No quedaron resquemores. Cada uno dijo lo que sentía y listo, todos amigos de nuevo".


Comentarios


Amigos son los amigos