Cuestionan el “desfinanciamiento” del Mercado Comunitario

Los integrantes del ente autárquico del Mercado Comunitario cuestionaron que el organismo está desfinanciado desde hace tiempo. La falta de provisiones, indicaron, se traduce en cada vez menos clientes que concurren en busca de mercadería.

“Es todo muy cuesta arriba sin apoyo del estado municipal y provincial. Aseguran que no van a cerrar el mercado pero notamos que no hay suficiente apoyo económico para ponerlo en funcionamiento al 100%”, señaló Fabiana Goye, integrante del ente en representación de las organizaciones al tiempo que objetó la falta de promoción y señalización.

La mujer que integra, a su vez, la feria franca de productores argumentó que “el mercado comunitario no logra abastecerse de un stock de mercadería. Cuesta encontrar productos que vengan de la Agricultura Familiar y mucho más ahora que los productores ya no cuentan con el monotributo social agropecuario”.

El concejal Daniel Natapof, otro integrante del ente autárquico, remarcó el traslado del mercado comunitario de la calle Santa Cruz a uno de los galpones del ferrocarril en el este de la ciudad. “Es interesante como espacio pero al mismo tiempo, lo aleja de los sectores populares porque no es una zona de fácil acceso y menos aun con el transporte público urbano”, planteó.

Manifestó que “se usaron fondos del mercado para solventar la reparación y el acondicionamiento del galpón provocando un desfinanciamiento. Si no tenés fondos para comprar grandes volúmenes también te limita el precio al que comprás. Es todo un círculo. Hace años que vengo pidiendo indicadores de gestión que permitan tomar decisiones en relación al mercado. Nunca están esos datos”.

Natapof señaló que “los clientes que van a comprar, se encuentran con que no hay ofertas de verduras o que faltan cosas básicas y muchas veces, ya no vuelven. Esta situación desincentiva la concurrencia al mercado”.

Julio Costa Paz, subsecretario de Innovación Productiva del municipio, consideró que “el mercado tiene los problemas de cualquier comercio”. “Está planteado como unidad de comercialización que debe vender y automantenerse. El municipio es sí mismo atraviesa un ajuste para lograr un equilibrio y la partida del mercado ha sufrido como cualquier otra área municipal”, justificó.

En el 2017, continuó el funcionario municipal, la situación del mercado “fue crítica por la falta de capital pero en el 2018, logramos tener las góndolas llenas. El gobierno provincial ayudó con un aporte y el municipio con partidas menores. Restablecimos el capital de trabajo”.

Sin embargo, reconoció que “hoy la inflación y los costos que se dispararon no permiten tener un pulmón para salir a comprar. El monto de compra mensual proyectado ya no rinde lo mismo que antes. De todos modos, se vende más que el año pasado hablando en unidades”.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro