El Diente de Oro está abandonado y se cae a pedazos

Emiliano Rajneri

El viejo almacén de ramos generales “El diente de oro” sigue en estado de abandono, y todo indica que nada cambiará al menos por unos años. Para cuando el trámite legal este en marcha habrá finalizado el mandato del actual intendente, Aníbal Tortoriello y con esto se caerán los proyectos que se habían pensado para ese espacio. Mientras tanto una parte sufrió graves daños por una obra lindante, y un sector tuvo que ser apuntalado.

El municipio anunciaba el año pasado que estaban en condiciones de firmar un convenio para cederle este valioso inmueble al Colegio de Arquitectos de la Provincia (CARN), cuya sede local funciona dentro de la galería ubicada en la esquina de Roca y Villegas. Esto fue confirmado por varias reuniones en las que participaron las autoridades del CARN y el secretario de Gobierno, Bruno Bordignon.

Este año comenzaron a avanzar en definir las condiciones del acuerdo, pero allí se blanqueó que la comuna no se encontraba en condiciones de tomar decisiones sobre ese predio.

Así lo explicó el director General de Desarrollo Territorial, Roberto Bianchi, que precisó varios inconvenientes respecto a lo que queda del viejo almacén.

“Hay una obra al lado, ellos necesitaban empezar así que se apuntaló para preservar la fachada”, mencionó. Se supo que una parte del terreno fue cedida, justamente para esta obra, pero que, al no contar con el dominio de la propiedad, la comuna no posee autorización para llevar adelante acciones.

Pese a esto se encuentra vigente un trámite para regularizar la situación con esta obra vecina que da a la calle Villegas, y de esa manera evitar que se desmorone parte de la fachada.

En relación a la situación dominial del Diente de Oro, el municipio comenzó con el proceso de prescripción adquisitiva del dominio, con el objetivo de “no esperar una sucesión”, detalló Bianchi.

Para avanzar con esto, se realizó una mensura definitiva, que está próxima a registrarse. De allí en más todo quedará en manos de la Justicia, que se sabe, tiene sus tiempos. “Más de dos años podría demorar el trámite”, estimó el funcionario que deberán transcurrir para que exista “seguridad jurídica” sobre este inmueble.

Para ese entonces los cipoleños ya habrán votado y el futuro gobierno podría cambiar de sello, dejando a la idea del café literario y la sede del CARN, que además implicaría un concurso y la posibilidad de generar empleo, en pampa y la vía.

Para agravar esta situación, también se supo que el lugar posee deudas, no solo en las recaudaciones municipales, sino también en facturas de agua. En ambos casos reporta varios años en los que no se pagó.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro