Compactan más de 1.000 vehículos

Katherina Lang

Llegar al predio donde funciona la compactadora y encontrar una grúa a punto de ser aplastada puede resultar extraño para cualquier vecino. El municipio de Neuquén volvió a contratar el servicio para convertir en un cubo de chatarra los vehículos abandonados en la ciudad.

La compactadora de autos y motos hace una semana que volvió a funcionar en el predio de Parque Industrial. “Este servicio no tiene costo para el municipio, es un comodato a través del cual la empresa Matferroso reutiliza todo lo que se está llevando acá y lo vende a otras empresa”, remarcó el secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez.

Los vehículos que se compactan pasan por tres procesos, primero se extraen las ruedas, baterías, radiadores y tubo de GNC. En el segundo proceso “pinchan” el auto y lo sitúan arriba de un embudo para que desagote el aceite. Ese aceite se envasa y se lleva a una planta de tratamiento de fluidos contaminantes para dejarlos en su estado final.

Una vez que el vehículo está “limpio” se dirige a la prensa. Con sus ganchos desarma el auto y lo compacta hasta llegar al cubo final.

Los autos y motos que se compactan son los que están abandonados en la vía pública y los vehículos judicializados.

En la actualidad tienen 337 autos, 200 de ellos abandonados, 61 secuestrados por la dirección de Tránsito municipal y 76 del poder judicial. Hay 853 motos, 553 de la dirección de tránsito de Neuquén y 300 de Cipolletti.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro