Análisis: Gutiérrez tiró el offside y Quiroga puso la cara

Federico Aringoli

En la previa a un partido decisivo para Argentina en el Mundial, Omar Gutiérrez hizo una de manual: tiró el offside en medio del paro general. El gobernador armó agenda el interior neuquino y así buscó esquivar el costo político de la medida de fuerza.

Si bien los gremios estatales buscaron tibiamente darle un anclaje provincial a la protesta, aún con una marcha que terminó en la Casa de Gobierno, a Gutiérrez le alcanzó con muy poco para neutralizar la jugada.

Dejó pasar la pelota para que el mensaje llegue a su destino original: la gestión del presidente Mauricio Macri, alguien que lo considera su aliado.

El que no dudó en recoger el guante fue el intendente Horacio Quiroga. El referente de Cambiemos, fiel a su estilo intempestivo, anticipó el descuento del día de paro a los municipales y así criticó, sin grises, otra medida gremial.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro