Ante la suba de la nafta, vuelve el interés por el GNC

Marianela Vergara

Tener un equipo de GNC es una de las alternativas que toma fuerza ante el incremento aplicado al valor de la nafta. Por el ahorro que representa al bolsillo, crece cada vez más el interés en hacer la conversión. De todos modos, desde locales del rubro se aseguró que el fenómeno se comenzó a sentir en los últimos días y crece la expectativa para que reactive al sector que se mantenía en una meseta.

“El mercado para nosotros había caído un 60 por ciento respecto al año pasado. No se hacía tanta conversión a nuevos vehículos y muchos no renovaban las obleas. Hoy se ve que hay un aumento de las consultas para hacer la conversión, o en aquellos que tienen ya el equipo y que no lo estaban usando, vuelven a renovar sus obleas”, explicó Julio Chandía, desde uno de los talleres de Roca que se dedica a la instalación de tubos y el mantenimiento que el sistema requiere una vez que se comienza a utilizar.

Hoy instalar un equipo de gas de última generación cuesta entre 38.000 y 40.000 pesos para un equipo de última generación y que permiten una autonomía de entre 180 y 200 kilómetros.

Se aclaró que la cotización del dólar influye directamente en el costo de la conversión. “Todos los repuestos y los equipos vienen de fábricas electrónicas de Italia, es importado y en dólares. Por eso es que los presupuestos se emiten con una vigencia de 24 horas”, aclaró Chandía, quien insistió en la calidad de la tecnología que se genera en el exterior, que a su criterio influye directamente en la durabilidad del sistema instalado a futuro.

La prueba hidráulica se requiere cada 5 años para garantizar seguridad y cuesta $ 3.000, mientras que la oblea –que debe actualizarse una vez al año– se cobra entre $ 700 y $ 900, según el taller.

“Hay mayor interés de personas que se acercan a consultar, el problema es que no hay financiación con las tarjetas, y hay poca plata en la calle. Viene gente de Viedma, Choele Choel, San Antonio, Las Grutas y Bariloche”, amplió Fernando Mozzoni, desde su taller también ubicado en Roca.

“Por la suba del combustible se mueve más la instalación de equipos, en 10 meses se amortiza el gasto de la reconversión”, agregó.

Tanto la instalación como las revisiones periódicas que requiere el sistema, son trabajos que se entregan en el día.

Quienes lo instalan

Desde el sector se evidencia un fuerte interés de personas particulares para incursionar en el gas, lo que implica el ahorro de hasta la mitad del gasto en combustible. “Ya no es como antes que lo principal que hacíamos eran taxis y remises. Hoy viene el particular, con su auto familiar grande. Incluso algunos desde la concesionaria, con sus autos cero kilómetro”, agregó.

“Las colocaciones son principalmente a autos cero kilómetro de media gama. Salen de la agencia y vienen para acá”, apuntó.

Desde el rubro los técnicos descartaron cambios en la reacción de los autos en ruta por el uso de GNC y aclararon que los tubos ya no tienen fecha de vencimiento.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro