Nacho ya es un “superhéroe” con “manos atómicas”

Joselina Moine

Ayer no fue un sábado cualquiera para Ignacio de 9 años. A la casa de sus abuelos concurrieron familiares y amigos para ser parte de un acontecimiento que quedará para siempre registrado en su memoria y corazón.

A través del proyecto Argentinatón y de la organización Atomic Lab, Ignacio Rojido recibió dos prótesis para sus manos, elaboradas a través de la impresión 3D. El niño eligió los colores azul y naranja y un grupo de jóvenes de Atomic Lab le enseñan a usarlas.

Nacho, como lo conocen sus amigos y familiares nació en junio de 2009 y en ese momento se enteraron que le faltaban dedos en las manos y pies. “Entre la desesperación y dudas sobre qué iba a pasar con él, decidimos ir al Hospital Garrahan donde le diagnosticaron agenesia metacarpiana parcial”, recordó Paula González Rojido, mamá de Ignacio.

En 2012 empezaron a practicarle diferentes operaciones para reconstruir las manos ya que solo poseía los dedos meñiques. Por eso hasta la actualidad su cuerpo se fue adaptando para poder realizar todas las actividades diarias, desde escribir hasta tocar el bombo.

Entre mates y cosas dulces para compartir, la mamá de Nacho recordó orgullosa como fue que llegaron hasta la fundación y sobre todo hasta el gran día en que el niño recibió sus prótesis, especialmente diseñadas para él.

“La iniciativa surgió de sus abuelos cuando a través de un canal de televisión vieron el trabajo que hacía Gino Tubaro (fundador de Atomic Lab) y su equipo. La decisión la consideramos porque creemos que puede mejorarle la calidad de vida más allá que desde muy chiquito se adaptó a su condición física”, contó Paula.

La prótesis que Atomic Lab le entregó a Nacho está diseñada y adaptada a las condiciones necesarias a su brazo. “Cuando le contamos que iba a tener una prótesis, le tuvimos que explicar para qué le iba a servir, entonces se entusiasmó y eligió el solo los colores”, agregó la mamá.

Para la travesía que recorre más de 20 mil kilómetros repartiendo prótesis en cada rincón de la Argentina, el equipo lleva una impresora 3D a bordo de una camioneta 4x4. Y para que el equipo funcione, la energía es obtenida mediante paneles solares. Así van imprimiendo en el camino los pedidos.

En la primera etapa de la expedición, Gino Tubaro y otros miembros de Atomic Lab, incluyó las provincias del norte, donde visitaron a 45 familias y sumarán muchas más por el sur. Desde la institución aseguraron que cada amputado que recibe una prótesis se convierte en superhéroe o supeheroína por el cambio físico y psicológico que les significa”.

El proyecto madre denominado “Limb” nació a partir de la necesidad de confeccionarle una prótesis a un niño. Anteriormente, Tubaro ya realizaba inventos para poder vender y confeccionó una impresora que se puede conectar a un puerto USB.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro