Villa La Angostura, mucho más que nieve y esquí

Inés Bou Abdo

Llegaron las vacaciones y el interrogante familiar es adónde ir. La consigna: elegir un lugar con alternativas variadas y actividades para todos los gustos.

Eso es Villa La Angostura. Si se quiere hacer honor al invierno, Cerro Bayo ofrece, en sus 14 km de pistas esquiables, circuitos especiales para principiantes, pistas para intermedios y fuera de pista para expertos, además de zonas diferenciadas para la práctica de freestyle con cajones, barandas y hasta un big air.

Pero no todo es esquí. En el centro invernal también hay juegos en la nieve para los más chiquitos, snow tubing para toda la familia, caminatas con raquetas con distintos niveles de dificultad y un vertiginoso canopy para deslizarse entre los árboles.

En medio de tanta belleza natural, la villa también tiene mucho para ofrecer, tanto en paseos como en gastronomía de montaña. En los mercados del puerto, los artesanos muestran la producción local y distintos prestadores brindan paseos embarcados. También ofrecen circuitos históricos por la ciudad, para recorrer lugares emblemáticos como el istmo de Quetrihue, El Mesidor, la capilla de la Asunción, el puente peatonal sobre el río Correntoso, los miradores de las bahías Mansa y Brava, entre otros.

Y, si de recorrer al aire libre se trata, hay alquiler de bicicletas, cuatriciclos y cabalgatas. En excursiones guiadas nos llevan, atravesando paisajes soñados, a recorrer los bosques andinos, la desembocadura del río Bonito, las costas del Nahuel Huapi y el Correntoso.

Es una publicación de Editorial Rio Negro S.A. Todos los derechos reservados. Copyright 2018. Propietario Editorial Rio Negro S.A. Editor Responsable Guillermo Berto.

Registro de la Propiedad Intelectual: 5.344.626 - Domicilio legal: 9 de Julio 733 - General Roca - Rio Negro