ANALISIS: Largo debate y más sanciones




La redacción en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de una resolución que sancione la intransigencia de Irán sobre su programa nuclear es inevitable pero, como ha ocurrido con la anterior, su adopción llegará precedida por arduas negociaciones.

En la sede de la organización, todos los diplomáticos invitaban públicamente a tener paciencia y a "aguardar a la lectura" del informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) antes de cualquier consideración. Pero, al mismo tiempo, algunos de ellos reconocían en privado que es inevitable la adopción de una resolución que endurezca las sanciones impuestas en diciembre en la resolución número 1737.

El 23 de diciembre, la ONU adoptó sanciones contra Irán por haberse negado a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio, que la comunidad internacional interpreta como ligadas a la búsqueda del arma atómica pese a los desmentidos de Teherán. Aquella resolución, la 1737, daba 60 días a la AIEA para determinar si Irán obedecía.

Parece, sin embargo, que el director de la AIEA, Mohamed El Baradei, constatará lo contrario en un informe que debería estar listo a más tardar mañana. Según El Baradei, Irán habrá adquirido, en un plazo de entre seis meses y un año, la capacidad de enriquecer uranio a escala industrial, con más de 3.000 centrifugadoras en funcionamiento.

En visita a Moscú, el jefe de la diplomacia francesa, Philippe Douste-Blazy, estimó que el Consejo de Seguridad deber preparar una "nueva resolución" que vaya "un poco más allá" que la precedente. Un embajador occidental indicó que el Consejo de seguridad podría "trabajar sobre diferentes elementos, como las listas de prohibiciones de viajar" que incluiría a las personalidades "más duras" de Irán en este tema. La 1737, que necesitó dos meses de duras negociaciones entre los occidentales y Rusia y China, impone la congelación de los activos en el extranjero de compañías iraníes involucradas en el programa nuclear. (AFP)


Comentarios


ANALISIS: Largo debate y más sanciones