ANALISIS: Una preocupación creciente

por LEONARDO HERREROS



El tema de los inmigrantes musulmanes y su integración en las sociedades europeas ha existido desde hace años, pero desde los atentados en Madrid (2004) y en Londres (2005) reavivaron el interés. Muchos de los atacantes no eran células de Al Qaeda de Afganistán sino hijos o nietos de inmigrantes aparentemente “bien integrados” a sus sociedades, muchos universitarios. ¿Qué pasó para que se diera este proceso de radicalización? La respuesta no es sencilla, advierte un experto del Observatorio que dialogó con “Río Negro” pocos días antes del informe.

“Los contextos son diferentes en cada país. Francia exhibe orgullosa una tradición republicana en la cual las diferencias se borran ante el Estado 'de todos los ciudadanos franceses'. Esto se opone, por ejemplo al “comunitarismo” británico, en donde cada sector social tiene poderosas herramientas de autogestión “. Cada modelo tiene sus defensores, pero todos ellos demostraron falencias.

Europa tiene quizás las leyes más avanzadas del mundo para combatir el racismo y la discriminación. Sin embargo, a veces las prácticas sociales los cuelan por la ventana. En el análisis del experto, pese a las diferencias nacionales, hay situaciones comunes.

” El acceso al empleo, una de las principales causas de frustración juvenil. En varios países se han hecho estudios en donde se envían idénticos currículums vitae a una empresa, con sólo nombres y apellidos diferentes, uno de origen musulmán y otro de origen más anglosajón o francés. Se ha detectado que, a igual calificación, muchos empleadores tienden a preferir a quienes consideran más “europeos”.

” El accionar policial. Uno de los elementos más irritantes es el uso del “etnic profiling” (que en argentino sería traducido como “portación de rostro”), es decir la detención de “sospechosos” de hechos delictivos en base a supuestos “patrones” como la raza o barrio de residencia.

Pese a que los temas migratorios, de seguridad y sociales son potestad de cada Estado nacional, en la UE estiman cada vez más necesarias políticas comunes. La Comisión Europea prepara estudios de los cuales éste sobre “islamofobia” complementa otro ya hecho sobre antisemitismo al cual seguirán otros sobre migración, educación y empleo, entre otros.

 

LEONARDO HERREROS

lherreros@rionegro.com.ar

 


Comentarios


ANALISIS: Una preocupación creciente