Analizan qué debe hacerse con la basura en la región

Hoy se realizará en Cipolletti un debate sobre cómo amortiguar el impacto del vertido de residuos domiciliarios en las ciudades de la región. Ya casi no quedan sitios para basurales.



CIPOLLETTI (AC).- Sólo en Cipolletti, la capital neuquina y Senillosa se generan 2.166 metros cúbicos por día de residuos sólidos domésticos, lo que significan 780.559 por año. Si esta cantidad, sin compactar, fuese depositada en 30.000 metros cuadrados del Parque Central de Neuquén se formaría una montaña de 26 metros de altura.

Este ejemplo es significativo y sirve como encuadre de la disertación y posterior debate que tendrá lugar hoy en Cipolletti, con talleres de concientización participativos, para ver de qué forma puede reutilizarse parte de la basura, y no se siga incrementando hasta tornarse inmanejable.

La iniciativa corre por cuenta de los ecólogos sociales Rodolfo Merlino -jefe del Servicio Meteorológico de la Fuerza Aérea en la jurisdicción cipoleña-, la neuquina Adelina Vilchez y Mario Villar, de Senillosa, quienes plantearán el tema desde las 18.30 en el Centro de Jubilados y Pensionados de la Policía de Río Negro, en la calle San Martín.

“La cantidad de basura que se produce aumenta cada año. Los “vertederos” crecen alrededor de las ciudades valletanas. Nos estamos quedando sin sitio para tanto desperdicio y sin recursos para fabricar los bienes que desechamos. Podemos hacer mucho para revertir este estado de cosas”, indicaron los ecólogos sociales.

El temario propuesto incluye puntos como la influencia externa en los hábitos de compra, mercadería racionalizada, tratamiento domiciliario de residuos y en comercios barriales, pérdida del hábito de la bolsa del mercado, huerta familiar, marcas y moda y producción de residuos domiciliarios referenciada en cantidades y volúmenes.

En el taller se evaluará la separación de residuos en origen, reuso de los desechos y posibilidades de elaboración de compost y lombricompuestos, entre otras aplicaciones.

Consideran que el exagerado aumento de desechos “está agotando aceleradamente los recursos naturales” y también “saturando la capacidad de infraestructura para su disposición final”.

En esa línea de análisis opinan los idóneos que en la medida en que el hombre mantiene un constante crecimiento industrial para satisfacer sus necesidades y crear nuevas demandas hay más desechos domésticos.

Y, como consecuencia directa, “se incrementa el efecto invernadero, las lluvias ácidas y la contaminación, contribuyendo incluso al deterioro de la capa de ozono”.

Como el sistema recolector de la basura se encarga de hacerla desaparecer -enterrándola, por ejemplo- “nadie toma conciencia de la magnitud del problema”, a pesar de que hay elementos “no biodegradables, tóxicos y peligrosos”.

Si bien en las poblaciones hay “basurales oficiales”, en todas existen los denominados “basurales espontáneos”.

Para que no se sigan incrementando a grados más inquietantes los depósitos de basura, los ecólogos sociales abrirán la expectativa a soluciones posibles, y fáciles de implementar.


Comentarios


Analizan qué debe hacerse con la basura en la región