Anclado en París

Daniel Melingo, uno de los más interesantes intérpretes de tango de los últimos años, está en camino de radicarse en Francia, país donde ha alcanzado reconocimiento.



PARIS (Télam, especial).- El músico y cantante argentino Daniel Melingo, quien comienza a gozar de una impensada popularidad en Francia, realizó dos presentaciones en París con una gran repercusión mediática que lo consideró la nueva voz del tango argentino.

Con un espectáculo titulado "Le Tango Fracassé", el otrora rockero que fuera integrante de los grupos Los Twist y Lions in Love, se presentó nuevamente en París ante un cada vez más importante grupo de seguidores, entre los que sobresale la comunidad argentina pero también muchos jóvenes franceses interesados por el tango.

"No dejo de impresionarme con la gente joven que sabe bailar el tango en París Y eso le da una vitalidad enorme a esta música", le dijo Melingo a Télam antes de su primera presentación. Esta vez el músico argentino ofreció dos recitales en un reducto más amplio que en oportunidades anteriores y, además, lo hizo en un ámbito de renombre como lo es El Diván del Mundo, en el popular barrio de Pigalle a metros del Moulin Rouge, ante unas 300 personas en cada función.

Desde semanas antes a sus shows, la cara de Melingo empapeló los interminables pasillos del Metro parisino y sus temas no pararon de sonar en las radios más importantes, además, varios medios galos le dedicaron extensos reportajes en que se lo presentó "la nueva cara del tango".

Con un grupo integrado por músicos argentinos radicados en Francia, Melingo repasó temas de sus dos primeros trabajos "Ufa" y "Tangos Bajos", pero también aprovechó la ocasión para presentar temas nuevos.

Las canciones de "Santa Milonga", editado en Europa hace un año por el sello Mañana que es propiedad de los integrantes de Gotan Projet, rotan en las principales radios francesas, inclusive la canción "Narigón", ya se convirtió en hit de permanente rotación en el dial francés.

A sus 48 años Melingo dijo sentirse "como con una mochila por ser el iniciador en esto del tango canción, pero me da orgullo e intento pode realizar lo que proyecto, mostrar la música que creo por medio de experimentos pintando personajes porteños y actuales".

Además de los conciertos en París, Melingo realizó tres presentaciones en Bélgica, mientras que el jueves lo hará en Nancy y el sábado partirá hacia Holanda.

Puesto a revalidar estos pergaminos en rodeo propio, el 14 de noviembre lo encontrará en Buenos Aires donde ofrecerá un concierto en el teatro ND Ateneo.

La estada en Buenos Aires no será muy prolongada ya que en enero volverá a París para realizar algunas presentaciones y, según parece, para radicarse definitivamente en Francia. De concretarse esa decisión, quien fuera uno de los afamados saxofonistas del rock argentino se sumará a una legión de nombres de peso e historia como Astor Piazzolla, Juan Cedrón, Juan José Mosalini, César Stroscio y Juan Carlos Cáceres, por citar sólo a algunos.

En ese camino, los medios franceses también se ocupan en estos días de Cristóbal Repeto (descubierto por Melingo, integrante del Bajofondo Tango Club y producido discográficamente por Gustavo Santaolalla), quien se presentará en el Café de la Danza el próximo 26 de octubre.


Comentarios


Anclado en París