Añelo: reclaman a Bertoya la ayuda prometida

Aseguran que la situación económica de la localidad es crítica. La comuna de segunda categoría gasta en telefonía celular $ 60.000.



#

El concejal Miguel Arriola cuestionó a Leandro Bertoya su postura frente a los envíos de fondos para Añelo.

NEUQUÉN (AN).- El detalle de la deuda heredada de la anterior gestión, cuando Añelo era sólo una comisión municipal y no una comuna de segunda categoría, presenta ítems como gastos de telefonía celular por $ 60.000 en sólo cuatro teléfonos; los pagos pendientes a las aseguradoras de trabajo de los empleados e incluso deudas por aportes voluntarios a los partidos políticos que nunca se realizaron, a pesar de haber sido descontados.

El edil de la Concertación Miguel Arriola, explicó que desde el ministerio de Desarrollo Territorial, conducido por Leandro Bertoya, se cuestiona el pedido de 50.000 pesos como aporte mensual no reintegrable para funcionamiento del Concejo Deliberante. “Dicen que hay un aumento de sueldos, cuando es imposible porque el Deliberante no existía”, aseguró el edil del oficialismo municipal que se impuso al MPN en las últimas elecciones.

“Les pedimos que no mienta”, dijo Arriola respecto de afirmaciones de Bertoya respecto de envíos de fondos a la localidad. “Bertoya se comprometió a pagar el sueldo de los concejales, pagar un alquiler y hacer una entrega mensual de $ 25.000 por mes hasta cubrir el costo del edificio”, dijo el concejal, que explicó que el pedido presentado por nota al ministerio se realizó porque en el presupuesto elevado por el ex presidente de la Comisión Municipal, Norberto Izaza -hoy funcionario de Bertoya-, no contempló el cambio de categoría. “El dice que entregó ese dinero, pero nunca llegó. Dice que hizo $ 40.000 como aporte no reintegrable: que me muestre donde lo depositó, porque quizás el ministro tuvo toda la buena intención de mandar ese aporte, lo envió y quedó estancado en algún lado. Seguro que a Añelo no llegó”, agregó Arriola

Los cuestionamientos de los concejales de la Concertación se relacionan con dos situaciones que se viven en la localidad. La primera, solucionada el martes, tuvo que ver con un reclamo salarial de los empleados municipales. Pero la segunda es propia de enfrentamientos políticos entre la anterior gestión y la actual.

“Se miente cuando dicen que se aumentan los sueldos de los concejales ¿cómo se va a aumentar algo que no existía?”, indicó Arriola respecto de cuestionamientos vertidos durante la semana por sectores del MPN en la localidad, incluso de los ediles del partido provincial. “Ellos cuestionan, pero no dicen nada de la nota que presentaron el 13 de febrero para sumar un 20% a las dietas como gastos de representación política”, dijo Arriola. El referente de la concertación destacó además que el concejal de Une, Alberto Gutiérrez, renunció a su sueldo como concejal, ya que cobra por su trabajo en vialidad municipal.

“En una situación de sensibilidad social, salir a decir que aumentamos los sueldos, salir a mentir, no ayuda a la paz social”, dijo Arriola, que dijo estar dispuesto a revisar los sueldos de 2.750 pesos que se establecieron, por unanimidad, en la ordenanza que creo el Cuerpo Legislativo.

Finalmente, detalló que en las deudas que se encontraron de la gestión anterior, figuran funcionarios como proveedores del Estado en la compra de bidones de agua, una abultada factura telefónica por celulares impagos y hasta deudas de aportes voluntarios de afiliados al partido provincial que nunca se depositaron.


Comentarios


Añelo: reclaman a Bertoya la ayuda prometida