Aníbal F primero peleó y después dio su informe

El jefe de Gabinete fue al Congreso a defender la gestión de Cristina Kirchner. Discutió fuerte con opositores y destacó las estrategias para combatir la inseguridad y la inflación.





En medio de duros cruces con legisladores opositores y utilizando la vehemencia con la que día a día defiende al gobierno de Cristina Kirchner, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández expuso ayer sobre la actual gestión de gobierno en el Congreso. La marcha de la economía, con la inflación como tema principal, y la inseguridad fueron los ejes principales de su postergado informe.

La presentación estuvo marcada por el retiro de integrantes de la Coalición Cívica y del Interbloque que preside Fernando Solanas, tras un fuerte choque con el funcionario nacional cuando se abordaba el tema de la trata de personas. (Ver aparte)

Su informe también sirvió para conocer la oposición del gobierno nacional sobre la denuncia de la Corte Suprema de Justicia contra el gobernador santacruceño Daniel Peralta, que se niega a restablecer en su cargo al procurador general Eduardo Sosa, pese a una sentencia del alto tribunal en este sentido. (Ver página 2)

Fernández defendió “las políticas monetarias expansivas” que aplica el gobierno y aseguró que “carecen de efectos inflacionarios, por la sustentabilidad de la economía y los niveles de ofertas, apuntalados durante la crisis de fines de 2009”.

Admitió, no obstante, que “el índice de precios mayoristas y al consumidor” en el país “estuvieron influidos por la situación internacional” y defendió “la pauta cambiaria” establecida por el gobierno.

Más tarde, el jefe de ministros aseguró que Argentina aún no salió del default y que superar esa condición “es la tarea a cumplir” y la “responsabilidad que este Gobierno se impuso”. “No hemos salido del default todavía para el mundo, porque no sale uno cuando quiere, sale cuando los otros se lo reconocen y eso todavía no ha sucedido”, admitió.

Cuando abordó otro tema de candente actualidad como es la inseguridad, el jefe de Gabinete sostuvo que en la Argentina “ha bajado el delito” y consideró “innecesario” el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados para combatir las salideras bancarias.

Fernández defendió la política contra la delincuencia implementada por el gobierno nacional y detalló una serie de estadísticas que ubican a la Argentina mejor posicionada en comparación con otros países de América.

En ese sentido, mencionó que en cuanto a “homicidios dolosos”, en una evaluación estadística de la ONU, cada cien mil habitantes por año, la Argentina registra un promedio de 5.8; Brasil 27 y Nicaragua 13, entre otros países que enumeró.

Durante su presentación hubo notables ausencias –pese a las quejas reiteradas por la seguida inasistencia del jefe de Gabinete a informar al Congreso– como las de Elisa Carrió (la líder de la CC), los peronistas disidentes Marcelo López Arias y Graciela Camaño, el referente del Peronismo Federal Francisco De Narváez , el radical Ricardo Alfonsín (de viaje en Estados Unidos), y los centroizquierdista Miguel Bonasso y Victoria Donda, entre otros.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Aníbal F primero peleó y después dio su informe