Annan busca soluciones humanitarias 1-4-03



Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad

Nueva York- El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, comenzó una serie de reuniones con grupos regionales para debatir sobre la situación en Irak, y afirmó que los enviados gubernamentales que ha visto hasta ahora han expresado una fuerte preocupación por la guerra en ese país. “Creo que están preocupados por la situación sobre el terreno, están preocupados por la población iraquí y por las víctimas civiles”, afirmó Annan tras reunirse con representantes árabes. “Claro, están preocupados por cómo va a terminar todo esto, porque nadie lo sabe realmente”, señaló. Durante la semana se reunirá con grupos de otras regiones. Las conversaciones entre Annan y enviados gubernamentales se centran sobre todo en la situación humanitaria. La semana pasada, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas autorizó a Annan a reanudar el programa Petróleo por Alimentos por un período de 45 días. El programa fue suspendido el 17 de marzo, tres días antes del comienzo de la guerra. Sin embargo, representantes de la ONU afirmaron que los bienes de ayuda sólo pueden ser llevados a los civiles iraquíes si lo permite el conflicto bélico. Por ahora esos representantes de la ONU no tienen ninguna previsión sobre el comienzo del programa. No obstante, Annan informó que se están tomando medidas para llevar alimentos a Irak. “Esperamos que el gobierno de Irak y las fuerzas de la coalición (liderada por Estados Unidos) nos den acceso humanitario y nos ayuden a crear un espacio humanitario para que nosotros podamos hacer nuestro trabajo y llevar asistencia a los necesitados”, afirmó Annan. Mientras el énfasis está en ayudar a los iraquíes a conseguir su abastecimiento diario de alimentos, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente afirmó que la guerra presenta grandes riesgos para la región en salud. El organismo informó que los incendios provocados por los bombardeos liderados por Estados Unidos contra objetivos en Bagdad y los gases tóxicos que emanan de los pozos petroleros en llamas y las trincheras llenas de petróleo contribuyen al tenso ambiente en Irak y el resto de la región. El PNUMA afirmó que el humo negro de incendios provocados por bombas contiene elementos químicos peligrosos dañinos para las personas. (AFP)

Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad


Comentarios


Annan busca soluciones humanitarias 1-4-03