Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Annan llamó a proteger el estado de derecho



Nueva York (Télam-SNI).- El secretario general de la ONU, Kofi Annan, llamó ayer a más de 150 jefes de Estado o de gobierno a "fortalecer y adaptar" las Naciones Unidas para que en el mundo "prevalezca el estado de derecho".

"Estamos aquí para fortalecer y adaptar esta gran institución, forjada tras la guerra hace 55 años, para que pueda lograr lo que los pueblos esperan de ella en la nueva era, en la que debe prevalecer el estado de derecho", dijo Annan al inaugurar los debates de la Cumbre del Milenio.

Annan pidió un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del ataque perpetrado por milicianos proindonesios en Atambua, Timor Occidental, donde murieron tres personas.

Según Annan, la cumbre representa "un evento único, una oportunidad única y una responsabilidad única" para los líderes del planeta, de quienes el mundo espera que afronten "los grandes peligros de nuestra era". Metas tan ambiciosas como la lucha contra el hambre, la pobreza o las enfermedades, el combate por la defensa de los derechos humanos, dijo Annan, "no pueden ser alcanzadas por un país o un gobierno aislado". "Tenemos que adaptar nuestras Naciones Unidas para que en el futuro esas prioridades se vean reflejadas en decisiones claras y rápidas, conducentes a verdaderos cambios en la vida de la gente.

Consenso en la necesidad de reformas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) que entra en el nuevo siglo necesita modernizarse y hacer reformas que la adecúen a sus nuevas misiones, coincidieron ayer los poderosos países que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de ese organismo.

Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China explicaron cómo ven las reformas que el organismo necesita para afrontar sus nuevos retos y cuáles son sus compromisos.

Pero sus intervenciones en la Cumbre del Milenio variaron desde el énfasis del presidente de EEUU, Bill Clinton, y del primer ministro británico, Tony Blair, por reformar las misiones de paz, a la moderación del presidente chino, Jiang Zemin, al proponer que se acometan esos cambios teniendo en cuenta a los países en desarrollo. "No deberíamos pedir a la ONU que haga lo que no está dotada para hacer. Nuestra respuesta debería ser la de darle lo que necesita para que pueda hacer lo que se le pide", dijo Clinton. Clinton subrayó la necesidad de introducir reformas en las misiones de paz de la ONU, con una maquinaria que asegure que esas fuerzas de paz pueden desplegarse con rapidez, están bien entrenadas y equipadas y proyectan una fuerza creíble.

Todos coincidieron en que la ONU es un organismo irreemplazable para mantener la paz y estabilidad en el mundo .

Barak y Arafat negocian, pero mantienen diferencias

El presidente de EE.UU, Bill Clinton presentó ayer al israelí Ehud Barak y al palestino Yasser Arafat un dilema final: o una paz imperfecta ahora o el caos.

Clinton se reunió ayer por separado con Barak y Arafat, en un intento casi desesperado de conseguir un acuerdo definitivo de paz, que pasa, principalmente, porque el líder palestino acepte un compromiso sobre Jerusalén.Barak y Arafat declararon en la Cumbre que están dispuestos a la paz , pero sus divergencias siguen en pie.

El presidente palestino, aclaró que "en los próximos días" se reunirá el Consejo Nacional Palestina (CNP) para resolver en qué fecha ha de proclamar un Estado independiente en Cisjordania y Gaza (dando a entender que podría postergarse), y Barak aseguró que Jerusalén seguirá bajo la soberanía de Israel como su "capital eterna".

Más duro, Arafat había asegurado que "no seré flexible en lo que respecta a los lugares santos (de la ciudadela de Jerusalén) pues no son sólo palestinos. Pertenecen a todos los árabes, cristianos y musulmanes".

Barak,asimismo, pidió la ayuda de la comunidad internacional para "el difícil proceso de reconciliación", y advirtió a Arafat que la proclamación unilateral de ese estad podría "renovar el ciclo de la violencia ".


Comentarios


Annan llamó a proteger el estado de derecho