Ante el rechazo, Scioli flexibiliza reforma




BUENOS AIRES.- El gobierno de Daniel Scioli debió flexibilizar ayer su postura respecto del contenido de la reforma impositiva que impulsa, tras fracasar en el intento de aprobarlo en la Legislatura, y se declaró “abierto al diálogo” con la oposición para introducir modificaciones al proyecto que permitan su aprobación. Al mismo tiempo, admitió la existencia de dificultades en los municipios por cambios en la distribución de fondos del Congreso Nacional. El cruce con la Casa Rosada también quedó puesto de manifiesto con la respuesta del director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Martín Di Bella, al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, a quien le advirtió que cualquier cambio impositivo debe hacerse a través de una ley y no “por decreto”. Al día siguiente del tercer intento frustrado por conseguir el quórum en Diputados, diferentes funcionarios del gobernador Scioli salieron a dar muestras de flexibilidad ante posibles cambios en el proyecto de reforma impositiva y autorización de endeudamiento. Ahora, la ministra de Economía, Silvina Batakis, reconoció que “esta es una reforma tan importante que vale la pena parar la pelota. Estamos dispuestos a negociar la gradualidad de cómo se llega al cien por ciento del revalúo”, uno de los aspectos que podría facilitar el quórum, con el posible ingreso al recinto de los diputados del bloque del Frente Amplio Progresista (FAP). En el mismo sentido se expresó su par de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, quien dijo que “en este momento no hay ningún tema cerrado, estamos abiertos al diálogo, pero la realidad es que esto tiene media sanción del Senado y nosotros tenemos la expectativa que se logre esa instancia en Diputados”. (DyN)


Comentarios


Ante el rechazo, Scioli flexibiliza reforma