Ante la ofensiva del gobierno, Barrionuevo tarareó "Resistiré" 14-6-03



Su verdadero poder en la obra social

La guerra del PAMI

Pese a que fue normalizado hace sólo seis meses, el PAMI volvió a ser escenario de una fuerte disputa. BUENOS AIRES.- La ofensiva del gobierno de Néstor Kirchner para desplazar a la gente de Luis Barrionuevo en el Pami tuvo ayer como fondo la música de una telenovela: el polémico senador apeló a la canción "resistiré" para dejar sentado que dará una dura batalla antes de abandonar su influencia sobre la obra social de los jubilados. El gobierno ratificó ayer su decisión de seguir adelante con su ofensiva en el Pami enviando el proyecto de ley al Congreso que lo habilita a intervenir la obra social de jubilados. "Mi canción es "Resistiré", y viene de la época de los militares, así que no me amedrentan con operaciones de prensa que han venido haciendo permanentemente distintos funcionarios", replicó el dirigente gastronómico casi al mismo tiempo que ingresaba, ayer al mediodía, el proyecto oficial al Senado. El jefe del Estado no se privó de hablar de este tema en territorio santafesino, donde salió a aclarar que la decisión de enviar al Congreso este proyecto no implica "que se vaya a intervenir" la obra social. No obstante, el presidente dejó entrever en sus declaraciones que recurrirá a esa alternativa en el caso de que sea necesaria para encauzar la situación en el organismo. "Si hay dirigentes que quieren seguir con las viejas prácticas, no se van a interponer en nuestro camino", dijo Kirchner, quien expresó su confianza en que el Congreso dará "su apoyo para normalizar la situación". Su eventual tratamiento debería poner a prueba la espalda política del presidente Néstor Kirchner, ya que allí se enfrentarán cara a cara Barrionuevo con la primera dama Cristina Fernández de Kirchner. Es que la senadora santacruceña no sólo defendió la intervención del Pami antes de que su marido asumiera la Presidencia, sino que fue una de las impulsoras del intento de expulsión del sindicalista del cuerpo a raíz de los graves incidentes ocurridos durante las fallidas elecciones del 2 de marzo, en Catamarca. (Ver aparte) El gobierno quiere desprenderse de los dos representantes sindicales en el directorio del organismo, Reynaldo Hermoso y Domingo Petrecca, que responden a Barrionuevo y resisten, junto a otros, al nuevo presidente Juan González Gaviola. La idea del oficialismo es intervenir el Pami -que fue normalizado hace apenas seis meses- sólo en última instancia, ya que especula con una fuerte presión al sindicalismo para que acepte negociar la nueva composición del directorio. "Sí, vamos a ir por la ley de intervención porque así no podemos administrar: vamos a hacer esto, intervenir el PAMI, pedir la autorización, la reforma legal para que podemos intervenir el Pami", contestó, enfático, el jefe de Gabiente, Alberto Fernández, al defender la decisión oficial en un raid radial que protagonizó ayer por la mañana. Fernández admitió también que en el gobierno "no esperábamos esta resistencia" que, según dijo, está asociada a "señales corporativas" que "permanecen en el directorio del Pami desde épocas de (el ex interventor menemista) Víctor Alderete". Por su parte, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, fue más directo al afirmar que el gobierno "no se va a quedar quieto" ante lo que denominó "irregularidades severas" que justificaron los cambios en la conducción del Pami. Entre ellas, desde el Gobierno señalan la denuncia por irregularidades en la contratación de una gerenciadora de servicios odontológicos presentada por la Defensoría del Pueblo de la Nación y la renuencia de los directores a brindar información sobre el estado de cuentas, contratos y designaciones a la nueva conducción. Sin embargo, Barrionuevo aseveró que "lo hacen equivocar" a Kirchner y descreyó que "un presidente democrático, de la manera que ha luchado y ha peleado él, conociendo todos sus discursos, quiera intervenir una obra social para que sea coto de caza de la política de turno". Además de Barrionuevo, uno de los directores del Instituto, Tomás Castillo, representante de los jubilados, rechazó la posible intervención, a la que calificó de "política" y aventuró que el hecho de que desde su normalización el organismo haya logrado superávit, "le está molestando a alguien".

Un clásico que llega al Senado

Con el ingreso al Senado del proyecto de ley del Poder Ejecutivo para intervenir el PAMI se abre el prólogo para el primer clásico entre la primera dama, Cristina Fernández, en su condición de legisladora, y Luis Barrionuevo. El anuncio de Barrionuevo de resistir su desplazamiento de la obra social parece ir a contramano de la seguridad que le dieron los jefes de los bloques peronistas en el Congreso ayer al Presidente. Obviamente, del mismo lado que la Rosada estará Fernández de Kirchner, la peronista que con más énfasis fogoneó sin éxito a echar a Barrionuevo de la Cámara Alta tras los incidentes que frustraron las elecciones provinciales catamarqueñas, el 2 de marzo. Sostenido por sus restantes pares en el Senado, Cristina sufrió en la propia piel el malhumor de los seguidores del presidente de Chacarita hacia la hoy primera dama. Su siempre cuidada vestimenta sufrió una metamorfosis a puro huevazo cuando pisó tierra catamarqueña para hacer proselitismo en favor de su esposo. El tema PAMI como núcleo de discusión y los antecedentes entre ambos ubican a ambos legisladores como los protagonistas centrales del clásico que se viene. (DyN)

Se trataría el miércoles

El proyecto de ley que impulsa el Gobierno para intervenir el PAMI tuvo ayer un sinuoso comienzo en el Senado, donde originalmente fue girado para su análisis a la comisión de Trabajo y Previsión Social, que preside el mismo Luis Barrionuevo, y después reenviada a Salud como comisión cabecera. La iniciativa ingresó a la cámara a las 11 y, a través de la Mesa de Entrada y la Dirección Comisiones, fue girada en forma inicial a la comisión de Trabajo y Previsión Social. En previsión de que el proyecto podría quedar congelado en manos de Barrionuevo -el principal opositor a que se vuelva a intervenir el PAMI-, el jefe del bloque oficialista Miguel Angel Pichetto movió las fichas para que Salud se transformara en comisión cabecera. Pichetto se comunicó con la presidenta de esa comisión, la justicialista Mercedes Oviedo, y la senadora misionera convocó de inmediato a una reunión para el próximo martes, con la intervención del PAMI como tema excluyente. Independientemente de estas idas y vueltas, el oficialismo mantuvo durante toda la jornada la estrategia de promover el próximo miércoles un tratamiento sobre tablas en el recinto. (DyN)

UCR apoya juicio a Nazareno

BUENOS AIRES (Télam).- El bloque de diputados del radicalismo reafirmó ayer su respaldo a promover el juicio político al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Julio Nazareno, por presunto "mal desempeño de sus funciones", según informó su vicepresidente, Jesús Rodríguez. La postura que asuman el justicialismo y el radicalismo es primordial para conformar los dos tercios requeridos por la Constitución Nacional para votar la acusación en la Cámara de Diputados y la destitución en el Senado Nacional, que es el encargado de sustanciar el respectivo juicio político que todo hace pensar que finalmente se realizará en poco tiempo. Rodríguez aseguró que el radicalismo "va acompañar el juicio político contra Nazareno, manteniendo la coherencia que hemos tenido desde la década del 90" y recordó que el año pasado "no se pudo aprobar la acusación porque 80 peronistas votaron en contra". Además, Jesús Rodríguez anunció que la UCR envió una nota a la comisión de Juicio Político para que se tengan en cuenta las causas que forman parte del dictamen rechazado el año pasado contra Nazareno, porque considera que "no se trata de cosa juzgada" y presentó tres proyectos de ley.

Su verdadero poder en la obra social

La guerra del PAMI


Comentarios


Ante la ofensiva del gobierno, Barrionuevo tarareó "Resistiré" 14-6-03