Ante la recesión que se viene





Aunque había pronósticos anteriores, Abel Viglione, economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), advirtió acerca de la desaceleración de la industria a principios del 2011. Para explicarla definió como expansión el período entre un “valle” y un “pico”, que se caracteriza por subas en la producción, los ingresos, el consumo, las inversiones, las ventas y el empleo y por disminuciones en la desocupación y las quiebras. En tanto, el lapso de recesión o contracción va de un “pico” a un “valle”, por bajas en la producción, los ingresos, el consumo, las inversiones, las ventas y el empleo y alzas en la desocupación y las quiebras. Para Viglione la demanda pudo estar condicionada negativamente por: • El retraso de los acuerdos salariales en varios gremios • Las quitas parciales de subsidios a los hogares del área metropolitana • Los aumentos o la creación de nuevos tributos a nivel nacional, provincial y muni- cipal • La incertidumbre provocada por medidas de las autoridades El economista jefe de FIEL pronosticó un crecimiento del 2% para el año y explicó que si la recesión se mantiene “la historia dará una idea de tiempos y tasas de lo que podría venir, por supuesto si se repite ‘en promedio’ lo que ya pasó: en algo más de 41 años el país enfrentó ocho recesiones de distinta duración y magnitud. Se prolongaron durante 152 meses, o sea el 31% del tiempo transcurrido”, y “en promedio duraron 15 meses (del ‘pico’ al ‘valle’), con algunas más cortas, como las de 1977-1978 (siete meses), 1984-1985 (ocho meses) y 2008-2009 (nueve meses). En cuanto a la caída anualizada, ‘en promedio’, la de las ocho recesiones fue del -5,9%”. Ante la que se viene, no previó por cuánto tiempo se prolongaría.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ante la recesión que se viene