“Antes de los 90’ casi no había salud privada en Neuquén”

La textual es de la doctora Gabriela Luchetti, jefa del servicio de Ginecología del hospital Castro Rendón. Reflexiona sobre la actualidad del sistema público de Salud y señala la desinversión y la transferencia de tratamientos como parte del déficit.



#

SERIES DE DEBATE

“Hubo una gran decisión política de hacerlo”, dice Gabriela Luchetti al pensar el origen del actual sistema público de Salud en Neuquén. Y de la misma manera se refiere a la actualidad, para reconocer las falencias que arrastra desde las últimas décadas.

En el marco de la crisis que atraviesa el sistema público de Salud de Neuquén rionegro.com.ar comenzó a consultar a distintos especialistas del sector para tratar de entender las causas y sus proyecciones. En este caso charlamos con Gabriela Luchetti, jefa del servicio de Ginecología del hospital Castro Rendón.

“Hasta llegar a los 90’ casi no había medicina privada en Neuquén, en el interior (de la provincia) no había”, dice Luchetti y enmarca el diseño del sistema en las ideas desarrollista de la CEPAL. “Se trató de un sistema de programación, de diagnóstico de situación, se fueron cubriendo las necesidades”, indicó.

Pero superada la línea temporal, y de época, que significaron los 90’ fue allí que para la profesional se produjo el agrietamiento definitivo del sector. “Nos mataron los 90 y los 8 años de gobierno de (Jorge) Sosbisch”.

“Desinversión, no solo en tecnología sino en salarios. Nos congelaron ocho años los salarios”, resalta Luchetti y agrega que la transferencia de tratamientos a la medicina privada fue otro factor que terminó beneficiando “a los amigos del poder” y golpeando al sistema.

Otro punto desestabilizante fue la falta de control sobre los precios de las prestaciones que progresivamente comenzó a pagar el Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN). Se trató de un incremento en lo erogado a los prestadores privados, reconoce la profesional.

Esta situación, sumado a la desinversión concreta y la falta de una oferta atractiva para los profesionales abonó el terreno para la salida de los recursos humanos del sistema público de Salud y la potenciación de un sistema de medicina privado creciente.

“Hay como un maltrato con los recursos humanos muy importantes”, sintetiza Luchetti y agrega que la situación es común para todo el territorio provincial.

Luchetti reconoce que el sostenimiento del sistema se logró mantener con el esfuerzo y el compromiso de sus profesionales: “se sostuvo hasta hoy porque lo que teníamos la mística y la sostenemos. Pero se abusan de eso”. “Pero los jóvenes no dicen: ‘no somos como ustedes, el día que nos tengamos que ir, nos vamos, no nos vamos a quedar a masticar vidrio. Esto es sólo un trabajo’”, cita la doctora.

Finalmente reconoce que la actual crisis está a tiempo de ser salvada: “Todavía hay eso en el imaginario. No pienso que sea irrecuperable. Con inversión en salarios y tecnologías, podría funcionar. Una reprogramación de nuevos proyectos con nuevas ideas. Nuevos técnicos con una verdadera programación estratégica junto a los actores del sistema”.

rionegro.com.ar


Comentarios


“Antes de los 90’ casi no había salud privada en Neuquén”