Anulan sumario a embajador



El presidente Néstor Kirchner decretó la nulidad de una resolución de la Cancillería de mayo de 2003, que afectaba al embajador Vicente Espeche Gil, a raíz de un sumario que le había iniciado el ex Secretario de Culto Esteban Caselli.

Caselli, en su carácter de Secretario de Culto, solicitó la apertura de un sumario e inició una querella por injurias contra Espeche Gil, quien en aquella época se desempeñaba como embajador ante la Santa Sede.

Caselli acusaba a Espeche Gil por una mención en un libro publicado en el 2003 (no de la autoría del diplomático) en el cual el autor atribuía al embajador, supuestas manifestaciones consideradas injuriosas por el ex Secretario de Culto.

No obstante, Espeche Gil siempre negó haber sido el autor de las supuestas expresiones contra Caselli, que el libro le adjudicaba. Sin embargo, al sumario siguió su curso en la Cancillería y derivó en una resolución ministerial que sancionaba a Espeche Gil con un año de disponibilidad.

La sanción no llegó a aplicarse porque mediante un decreto presidencial de mayo de 2003, la resolución fue revocada, lo que provocó la renuncia de Caselli a la Secretaría de Culto, pocos días antes de la asunción de Néstor Kirchner. Sin embargo, la fundamentación del decreto de revocación dejaba una sombra de duda sobre la figura de Espeche Gil, ya que el texto nada decía sobre la actitud de Caselli al momento de iniciar el sumario.

Precisamente, la Junta Calificadora de la Cancillería hizo hincapié en este punto para revertir la posición sostenida por esa misma junta, aunque en su anterior composición. Así, el decreto presidencial 180/2006 del 20 de febrero último corrige lo que Kirchner y el canciller Jorge Taiana consideraron “una injusticia”, al afirmar que “el sumario sustanciado adolece de singulares signos de arbitrariedad, principalmente en lo concerniente a la forma como el sumariante llega a sus conclusiones”. (DyN)


Comentarios


Anulan sumario a embajador