Apagón dejó sin energía a Junín y San Martín

Afectaba a 20.000 clientes. La falla fue en una estación transformadora y podrían tardar 36 horas en arreglarla





NEUQUÉN (AN/AC).- Unos 20.000 usuarios de Junín, San Martín de Los Andes y localidades lindantes se encontraban anoche sin luz producto de una falla en la salida de la estación transformadora de Alicura. Al cierre de esta edición se trabajaba en el lugar y se especulaba que el servicio podría permanecer suspendido por unas 36 horas. Entre las causas del corte se barajaba la posibilidad de un sabotaje. Ayer a las 17.29 las localidades cordilleranas neuquinas se quedaron sin suministro eléctrico, afectando numerosas actividades que tienen que ver con lo cotidiano y el turismo. Desde la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa) se informó que de acuerdo a sus registros fue una falla en la salida de la estación transformadora de Alicura, que alimenta mediante una línea de alta tensión la estación Pio Protto, que es la que se encarga de distribuir la energía a Junín, San Martín y pequeños parajes lindantes. “Saltaron todas las protecciones y se desenganchó la salida producto de un cortocircuito entre cables que conducen 132.000 voltios”, explicó una fuente consultada. Anoche, al cierre de esta edición un vocero del EPEN confió que “la estación transformadora se encuentra en una zona bastante inaccesible, por lo que hay una cuadrilla de transición recorriendo en el área para tratar de acceder al lugar y a partir de ahí determinar los trabajos a seguir”. El área afectada tiene 18.753 clientes que desde la tarde de ayer permanecen sin luz y que, de acuerdo a las labores que haya que realizar para restablecer el servicio, podrían permanecer hasta 36 horas sin energía eléctrica. De acuerdo con lo advertido por la fuente consultada, los motivos de la falla bifásica podrían estar vinculados a distintos factores. Entre los más comunes se encuentran las fuertes ráfagas de viento que hubo en la región y que podrían haber partido un aislador, por lo que los cables rompieron con la distancia mínima entre sí y ocasionaron un cortocircuito. No obstante, desde el mercado eléctrico local no descartan que haya podido ser un atentado producto de los conflictos que se mantienen en la actualidad y por los cuales la sede del EPEN en Neuquén se encuentra vallada. La modalidad más común de provocar estos atentados es utilizando unas boleadoras metálicas que acerque las líneas provocando así un cortocircuito. Esta versión no fue ratificada ni descartada por los organismos intervinientes, que eligieron el silencio.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Apagón dejó sin energía a Junín y San Martín