Apaguen los celulares…



#

Algunos alentaron, otros molestaron.

Desde hace unos años, en Argentina el tenis se vive de una manera muy futbolera. Y, a su vez, la Copa Davis tiene un plus por tratarse de un juego en equipo en el que se representa al país. Estas semifinales no fueron la excepción.

El público estuvo muy ruidoso durante el primer partido. Además de los cantos entre punto y punto, los hinchas buscaron hacerle sentir a Australia que era visitante. “Nooo”, se escuchaba cada vez que Philippoussis o Hewitt fallaban en el servicio.

Otra constante fueron los celulares. “El telefonito”, se quejaba algún plateísta. Hasta que el árbitro dijo: “Señoras y señores, por favor apaguen sus teléfonos celulares”.

Y no faltó un desubicado: “¿Querés que apaguemos la luz también?”. No era posible lograr silencio y un hombre de la organización intervino: “El juez general insiste con hacer silencio. De lo contrario, el equipo será penalizado”.

Otro dato que ilustra el ambiente fue una bandera en la que se leía “J´mon”, en alusión al “camon” que suele gritar Hewitt cada vez que gana un punto, aunque el australiano esta vez tuvo un buen comportamiento e ignoró la hostilidad de la gente. (ABA)


Comentarios


Apaguen los celulares...