Aparece una partitura perdida de Beethoven

Había desaparecido en 1890.



NUEVA YORK (dpa) – Una de las últimas partituras escritas a mano por el compositor alemán Ludwig van Beethoven (1770-1827) apareció sorpresivamente en Estados Unidos. La partitura de una versión para piano de la “Gran Fuga” de 80 páginas se consideraba perdida desde 1890. El valioso documento nunca había sido analizado por un musicólogo, informa ayer el diario “The New York Times”.

Está escrito con tinta marrón, repleto de correcciones y tachaduras, muchas de las cuales están profundamente marcadas en el papel. Un primer análisis de expertos de la casa Sotheby's demostró que Beethoven escribió la partitura en los últimos meses de su vida, cuando ya estaba completamente sordo.

Una bibliotecaria del Palmer Theological Seminary en Wynnewood (estado norteamericano de Pennsylvania) encontró el manuscrito en julio por casualidad en un armario del archivo del seminario ubicado en las cercanías de Filadelfia, informa el diario. Será subastado el 1 de diciembre por Sotheby's en Londres. Expertos como el musicólogo y biógrafo de Beethoven Lewis Lockwood de la Universidad de Harvard celebraron el descubrimiento como “algo formidable”.

Lockwood, Richard Kramer, de la Universidad de City en Nueva York, calificó la partitura de uno de los manuscritos más largos y difíciles de Beethoven. Una investigación buscará aportar más datos sobre la forma de trabajar del gran compositor, que al contrario de Mozart corregía una y otra vez hasta quedar satisfecho con una obra.

Según Kramer, Beethoven compuso la “Gran Fuga” en un principio para un cuarteto de cuerdas. Pero el público mostró poco entusiasmo. Por eso reescribió la obra, para que pudiera ser interpretada por aficionados a la música en el piano de sus casas. La versión para piano se subastó hace 115 años en Berlín.

Según los expertos, fue adquirida por el industrial estadounidense William Howard Doane. Una hija de Doane regaló varios manuscritos de la colección de su padre en 1952 al instituto en Pennsylvania, que era conocido como el Eastern Baptist Theological Seminary.


Comentarios


Aparece una partitura perdida de Beethoven