Apariencias



Varios temas quedaron expuestos en las últimas semanas a la consideración de los ciudadanos de San Antonio Oeste y Las Grutas. Uno, el más trascendente y que afecta a decenas de personas en forma directa, es el de la inundación de un barrio del balneario debido a una fuerte lluvia que anegó toda la zona cercana al lujoso complejo Marina Cero, ingresando a varias viviendas que sufrieron serios perjuicios.

Las críticas de los vecinos hacia la inacción municipal no tardaron en hacerse oír y aún ayer seguían los cuestionamientos en relación con la falta de trabajos por parte de la comuna para mejorar el estado de las calles y también para prevenir que ante nuevas lluvias pueda generarse otra situación complicada.

Tras la gran precipitación y posterior anegamiento, el secretario de Servicios Públicos, Osvaldo Baraschi, reconoció que hace falta una obra más de desagüe que permita que el agua escurra desde el centro del barrio Los Manzanos hacia la cañería de 1,20 metros de diámetro, que luego debe enviar el agua hasta el mar.

Las quejas se escucharon insistentemente en el sector afectado en Las Grutas. Mientras, los vecinos de San Antonio Oeste, manifestaron resignados su bronca por la inhabilitación de algunas arterias.

Ayer se conoció que existe un coordinador de Defensa Civil, Daniel Mirano, quien está en funciones desde hace varios meses. Según dijo, su tarea es ad honó-rem, y su función es conformar una comisión local dependiente del intendente.

Dijo que no existe aún un teléfono ni dirección para comunicarse en caso de emergencias. Es más, la comisión ni siquiera está conformada y Mirano aconseja que en casos graves hay que llamar al intendente.

Y otro tema muy discutido en estos días fue el del Polideportivo Municipal. El concesionario, Miguel Angel Alvarez, cuyo contrato con la comuna fue rescindido por el Ejecutivo Municipal hace cerca de un año a raíz de irregularidades detectadas en la explotación del inmueble, dijo públicamente desconocer esa medida gubernamental de 2003. El intendente Adrián Casadei confirmó que se inició un juicio de desalojo, que en un plazo cercano a los seis meses resolverá si la municipalidad recupera sus derechos sobre el lugar.

"Nosotros nunca dijimos que Alvarez fuera un usurpador, eso deberá resolverlo la justicia", aclaró Casadei, quien tiene una relación estrecha con el concesionario, pero que se vio obligado por el Concejo Deliberante, tras una investigación de los ediles, a rescindirle el contrato de explotación.

No obstante hasta esta Semana Santa, cuando se decidió no realizar un patio de comidas, la municipalidad y Alvarez organizaron eventos en conjunto, sin dar importancia a la existencia de un litigio judicial. Como si nada pasara.

Ahora el gobierno actual dice estar aguardando lo que defina la justicia sobre el tema. Mientras tanto, los ciudadanos comunes poco entienden acerca de la situación planteada y la duda es si Casadei y sus colaboradores quieren realmente poner fin a la concesión de Alvarez en el Polideportivo.

Haber compartido acciones promocionales, eventos gastronómicos y propuestas recreativas durante meses, no son antecedentes que permitan suponer que entre la municipalidad y Alvarez exista un conflicto judicial en marcha. Pero, a veces, las apariencias engañan.

 

Pedro Caram pcaram@canaldig.com.ar


Comentarios


Apariencias