Apelan y piden 15 años de cárcel

NEUQUÉN (AN)- La querella apeló la condena a 4 años de prisión que recibió un hombre por el delito de “lesiones graves” y pidió que se cambie la calificación a “homicidio simple” y se le impongan 15 años de prisión. El caso, sobre el cual informó “Río Negro” la semana pasada, involucra a Raúl Gauna, quien el 11 de diciembre de 2010 hirió con un cuchillo en el cuello al hijo de su pareja, Ariel Bravo (19). El lesionado estuvo internado en el hospital Castro Rendón de Neuquén y seis días después falleció. Para los jueces, existen dudas sobre las razones por las cuales le colapsó una vena o una arteria, que fue la causa del fallecimiento. Al no dar por probada la relación directa entre la herida que le provocó Gauna y el motivo de la muerte, los jueces lo condenaron por lesiones leves y no por homicidio, como pedía la parte acusadora. Los querellantes Miriam Galar y Marcelo Hertzriken Velasco presentaron un recurso de casación para que el Tribunal Superior de Justicia revise el caso. Muy crítico El escrito, al que accedió “Río Negro”, contiene algunos párrafos muy críticos hacia la forma en que los jueces se formaron un criterio del caso. Lo compara con “vivir en las sombras de su propio arbitrio construyendo la realidad a través de sombras proyectadas en la caverna”, y hasta cita a (el cantante español) Joaquín Sabina “cuando habla de su fatiga ante el ruido de abogados, palabras sin sentido, sin contenido, prolijos silogismos que parten de aserciones falaces”. Los querellantes también remarcan que el imputado actuó con dolo homicida (es decir, que quiso matar a la víctima), cuestión que la Cámara que realizó el juicio no dio por probado.


Comentarios


Apelan y piden 15 años de cárcel