Apenas conformes en Bariloche y San Martín 22-4-03



Mucha gente llegó a Bariloche, pero se notó la merma del turismo chileno. El éxito del verano generó tal vez demasiadas expectativas para este fin de semana largo en la zona cordillerana de Río Negro y Neuquén. El receso apenas cubrió las expectativas en Bariloche y San Martín de los Andes, aunque en El Bolsón quedaron conformes con los resultados. En Bariloche la afluencia turística de Semana Santa estuvo encuadrada “dentro de lo esperado”, según la evaluación de la secretaría municipal de Turismo. Sin embargo dejó algún grado de frustración entre los hoteleros y comerciantes, cuya aspiración apuntaba a registrar una demanda equiparable a la de 2002. Esta vez viajaron a Bariloche para disfrutar el fin de semana unos 10.600 visitantes. Calculando tres pernoctes para cada uno y multiplicando por el nivel de gasto promedio de las últimas mediciones es posible estimar que la Semana Santa dejó en la ciudad unos 3,2 millones de pesos. El secretario de Turismo, Hugo Cejas, precisó que la ocupación hotelera alcanzó el 71 por ciento, registrándose las mejores performances entre los de bungalows, hosterías céntricas y hoteles de 4 y 5 estrellas. Aseguró que esos volúmenes “estuvieron dentro de las expectativas” y que el dato más llamativo fue la escasa presencia de chilenos, que desde la devaluación del peso habían tomado un rol protagónico en el conjunto de visitantes que eligen Bariloche. Cejas reconoció que esa retracción lo sorprendió y “habrá que evaluarla seriamente” para conocer las razones. Opinó, a priori, que incidió el cambio menos favorable para los visitantes del país vecino. “El dólar estaba a 3,5 pesos el año pasado, cuando venían masivamente, y ahora bajó a 2,9”, graficó. También tuvieron algún impacto las agresivas promociones de otros centros turísticos del sur de Chile que buscaron retener a sus connacionales asegurando que “en temporada no hay diferencia de tarifas con la Argentina”. El presidente de la Asociación Hotelero Gastronómica, Sandro Gressani, también consideró que la caída en el número de turistas trasandinos se debe a que ya no tienen la euforia del año pasado. “Ahora para ellos -dijo- venir a Bariloche es apenas tentador y ya no una gran oportunidad”. No obstante, a su juicio la Semana Santa fue “satisfactoria” en cuanto a la afluencia de gente, pese “al bajo nivel de consumo” que se pudo observar. En tanto, en San Martín, el turismo de Semana Santa estuvo por debajo de las expectativas y de los niveles previos de reserva, y provocó algo de “desconcierto” entre las autoridades y operadores locales. La ocupación promedio en hoteles, apart y cabañas alcanzó picos del 53 por ciento por plazas ofrecidas, y del 64 por ciento por unidades habitacionales, muy por debajo del 90 por ciento o más que se esperaba. En el circuito inmobiliario, que agrega unas 3.000 plazas más a las hoteleras, los porcentajes de ocupación orillaron el 70 por ciento. El secretario municipal de Turismo, Raúl Miguel, dijo que “los problemas con los vuelos” desde Aeroparque y los pronósticos de mal tiempo podrían haber influido en la decisión de los potenciales visitantes. A su turno, el presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica, Gustavo Fernández Capiet, adjudicó esta performance a una combinación de factores. En contraste con las Pascuas del pasado año, cuando la ocupación alcanzó el 90 por ciento, el hotelero recordó que el fin de semana largo tuvo esta vez un día menos, por cuanto en 2002 se agregó el feriado de Malvinas. Asimismo, recordó el pasado año “veníamos de un verano muy malo en materia de ocupación, y la tendencia se revirtió precisamente en Semana Santa”. (AB/ASM) El Bolsón estuvo colmado de turistas Informes turísticos de la municipalidad de El Bolsón indican que, como estaba previsto, la ocupación hotelera fue plena en la localidad durante el fin de semana largo. En algunos casos hubo que recurrir a los alojamientos alternativos (casas de familia) para atender la demanda de visitantes. Donde más se notó la afluencia fue en los locales de comida que trabajaron con sus mesas llenas tanto al mediodía como a la noche. “Los precios son accesibles” fue el comentario general. Las tarifas se conservaron sin variaciones desde el verano pasado. También fue importante la realización de las jornadas de medicina general. Cientos de residentes y médicos llegaron a la localidad para participar de las disertaciones y fueron, por momentos, turistas privilegiados en la región. Hay expectativas entre los prestadores turísticos para el próximo invierno, cuando esté en funcionamiento el centro de deportes del Cerro Perito Moreno. “Poco a poco se está rompiendo la estacionalidad. Antes dependíamos del verano, pero es posible extender la temporada a gran parte del año” consideró un empresario. Los circuitos cercanos, como Cabeza del Indio, Lago Puelo y Cascada Escondida, fueron los más visitados, aunque también tuvieron público las excursiones más largas como la navegación por el Lago Puelo, la visita a La Trochita, al Museo de Leleque y la recorrida por el circuito productivo de Mallín Ahogado. Mientras tanto, mañana desde las 9.30 en el Salón de Convenciones del Automóvil Club Argentino, la Dirección de Turismo y los prestadores de servicios de Las Grutas evaluarán lo ocurrido en la pasada temporada estival en general, al tiempo que en particular se darán a conocer los números de la ocupación, registrados en el último fin de semana largo. Según indicó la titular del área municipal, Cecilia Costa, la cantidad de gente arribada a la villa en Semana Santa fue menor de la esperada, aunque fue importante considerando que se atraviesa por la temporada baja y que muchos turistas optaron más por la cordillera. (AEB y ASA)


Comentarios


Apenas conformes en Bariloche y San Martín 22-4-03