Apología del delito



Hace unos años, la Corte Suprema dictó una sentencia ordenando al gobernador de Santa Cruz reponer en su cargo al procurador general de esa provincia. El gobernador anunció públicamente que no cumpliría con el fallo, y la entonces presidenta de la Nación voló a “su lugar en el mundo” para respaldar la actitud del gobernador. Éste cometió el delito de desobediencia; la presidenta incurrió en apología del delito.

La semana pasada, el actual presidente convocó a periodistas para felicitar en su presencia a un policía recién procesado por “homicidio en exceso de legítima defensa”. Durante el acto, el titular del Poder Ejecutivo manifestó sentirse orgulloso de que haya policías así, criticó al juez que lo procesó, prometió apoyo legal para el acusado y manifestó que esperaba que la instancia superior “reparara el error cometido”. Imaginemos la presión que sentirán ahora los camaristas llamados a resolver la apelación contra el procesamiento, todo muy lejos de la independencia judicial que invoca el gobierno...

Está fuera de duda que el joven era un monstruo irrecuperable, pero no era el policía quien podía autoinvestirse en juez y en menos de un minuto enjuiciar, condenar a muerte y ejecutar él mismo la pena.

La actitud presidencial tiene otro agravante: el ladrón y el policía actuaron en el fragor de los hechos. Nuestro primer mandatario tuvo en cambio todo el tiempo necesario para evaluar lo que haría, y un equipo de asesores (que pagamos de nuestro bolsillo) para sugerirle el mejor curso de acción. Opino que optaron por el peor: criticar a un juez, presionar a sus superiores para que “reparen el error” y felicitar frente a los medios a quien fusiló a un adolescente que ya estaba fuera de combate.

Me pregunto si el fiscal de turno cumplirá con su deber de funcionario público y denunciará la apología del delito perpetrada por nuestro presidente.

Hugo Ansaldi, DNI 11.266.618

“Critica a un juez, presiona a sus superiores para que ‘reparen el error’ y felicita frente a los medios a quien fusiló a un adolescente”.

Hugo Ansaldi, DNI 11.266.618

Datos

“Critica a un juez, presiona a sus superiores para que ‘reparen el error’ y felicita frente a los medios a quien fusiló a un adolescente”.

Comentarios


Apología del delito