"Apología por hipocresía"

Soy lector del diario "Río Negro" por más de 40 años y por primera vez me interesa contestar una carta de lector, la que fue publicada el domingo 25 de octubre del 2009 bajo el título "Apología del furtivismo y la falsa cocina gourmet".

Sin entrar en enfrentamientos personales, me gustaría destacar el grado de agresividad del firmante de la nota y no pude más que hacer un replanteo de qué nos pasa con este tema (la protección del medio ambiente).

Tema que muchas personas, en una equivocada actitud, pueden llegar a semejante desprecio por aquellos que hacen algo, digo esto porque conociéndolo un poco en lo personal al señor Francis Mallman (oriundo de Bariloche) he seguido sus éxitos con llamativa curiosidad y creo no equivocarme al decir que lo que realiza el chef lejos está de apología alguna y que si toma de la naturaleza un pez para su alimentación (actitud muy antigua en el hombre) y comparte ese momento con un televidente que, tal vez harto de una televisión llena de frivolidad y de incultura, disfruta de ese momento en el que muestra todos los paisajes patagónicos y que lo acompaña con un estilo de cocinar con recursos netamente naturales y con cierta alegría. No creo que éste sea el problema de furtivismo ni de atentado a la naturaleza .

Quisiera contarle a este señor Willhuber que no soy pescador y que viviendo toda la vida en los lagos he visto miles de casos de personas que fuera de temporada sustraen de los ríos y lagos toneladas de peces y todo bien?

Por lo que le propongo a este señor que ya que le gusta usar palabras de antigua definición e invocar a personajes como Aristocles Podros (Platón), voceros de Sócrates, analice la palabra hipocresía y piense todo el daño que ocasiona esta raza humana, incluyéndolo a usted señor, y más le diría que nos preguntemos qué sentirá un pez cuando es ensartado por un anzuelo y por más de 10 minutos sufre el embate del humano pero? claro, este humano especial -"el pescador con mosca"- le perdona la vida.

Dejémoslo a Francis en su noble trabajo y dediquémonos a pensar en cómo podemos contaminar menos este mundo.

Fernando Justo García, LE 8.125.703

Villa La Angostura


Comentarios


"Apología por hipocresía"