apostaron por la competitividad



#

El 2 de noviembre de 1992 –tras la privatización de YPF– nació Thales SRL, un emprendimiento privado conformado por 11 socios. Sin embargo, el número se fue modificando con el tiempo y en la actualidad son 6: Eduardo Parada, Daniel Molina, Francisco Muñoz, Eusebio Méndez, Eduardo Fernández y Osvaldo Martínez. Las primeras actividades que se realizaron eran de servicios de mediciones físicas y “slickline” (alambre), que se desenvolvían en Catriel. A finales de 1992 comenzaron a desarrollar sus productos para completación tales como mandriles, válvulas para agua y gas lift, niples, tapones, filtros de superficie, válvulas de superficie, etc. Dichos productos fueron evolucionando permanentemente tanto en tecnología como en diversidad. A mediados de 1993, además de tener una base operativa en Catriel, Thales se instaló en Rincón de los Sauces y en el año 2003 radicó la administración general en Neuquén. A finales del 2006 comenzaron a exportar sus productos a Brasil y Colombia, actividad que actualmente continúan desarro- llando. A principios del 2007 se dedicaron a la realización y suministros de equipos de “slickline” –conjunto mecánico que sirve para manipular herramientas en los pozos petroleros a través del uso de alambres especiales– que además de ser fabricados para uso propio, también se están exportando a Brasil, tanto para “on shore” como “off shore”. Actualmente la empresa trabaja paralelamente en el desarrollo y comercialización de servicios, productos y equipos –siempre relacionados a las mediciones físicas y slickline–. Uno de los mayores logros de Thales en el 2012 fue haber certificado las normas ISO 9001:2008, ISO 14001:2004, OHSAS 18001:2007 e ISO TS 29001:2010 –primera en el país para el rubro recuperación secundaria y que avala a las empresas dedicadas al petróleo, gas y petroquímica–. La calidad de los productos de la empresa local traspasó los límites del región y el país, lo que les permitió, además de comercializarlos, realizar capacitaciones en países como Brasil.

calidad

La obsesión compartida.


Comentarios


apostaron por la competitividad