Aprender a través del juego

NEUQUÉN (AN).- “Queremos que los chicos se sientan como en su casa. Que aprendan a través del juego, porque a veces tienen que pasar mucho tiempo en el consultorio”, sostuvo Lorena Valenzuela sobre cómo trabajan en CIAL.

El consultorio es una vivienda adaptada pero tiene más aspectos hogareños que médicos. Colores, sala de juegos, sillas cómodas, alfombras y fotos. El trabajo de los 17 profesionales que atienen allí se basa en la estimulación, tanto previa como posterior al implante.

Valenzuela remarcó que la estrategia fundamental es el juego, a partir del cual se estimulan las habilidades comunicativas del niño con hipoacusia, que a veces también presenta trastornos del lenguaje y de aprendizaje.

Desde el consultorio también dan charlas gratuitas a docentes. “No se puede trabajar con un niño aislado. Es muy importante el rol de la familias, de la escuela y de su contexto social”, destacó Valenzuela.


Comentarios


Aprender a través del juego