Aprueban medidas para agilizar temas de familia

Lo decidió la Legislatura. Atañe a casos como adopciones, divorcios, alimentos y violencia.



La Legislatura rionegrina aprobó el jueves en primera vuelta un procedimiento específico para el fuero de Familia y Sucesiones. El objetivo de la norma es imprimir celeridad al tratamiento de los conflictos de adopción, divorcio, tenencia, alimentos, violencia familiar y sucesiones.

Este sistema procesal propio podría reducir a tres o cuatro meses instancias que actualmente rondan entre dos y cuatro años.

La iniciativa fue presentada por el bloque de Encuentro pero originó un fuerte análisis en las comisiones legislativas, con aportes de jueces y autoridades de los ministerios de Familia y Salud.

El proyecto introduce ejes como la "oralidad, celeridad e inmediación" en el tratamiento de las causas, otorgando al juez instrumentos para "la resolución rápida de los conflictos". También incorpora instrumentos novedosos para "la gestión judicial en cuanto al diseño del trámite, el uso de la informatización, la igualdad ante la ley y de oportunidades para el género, los discapacitados, ancianos y otros destinatarios del fuero especial".

Según planteó en el recinto el presidente de la bancada autora, Fabián Gatti, la "oralidad libera al juez de Familia de las ataduras procesales rígidas y propias de otros fueros. El sistema permite un conocimiento directo de ciertas circunstancias o situaciones familiares que no pueden ser apreciadas por el procedimiento escrito". Advirtió además el legislador de Encuentro que el "principio de inmediación -que consiste en la obligatoriedad para el juez de presenciar las audiencias- permite que el magistrado conozca personalmente a las partes y evalúe en forma directa la situación planteada".

El proyecto introduce además "un sistema moderno de registración de audiencias e incorpora avances tecnológicos como la notificació electrónica y grabación de las sesiones".

Agregó que "la celeridad estará dada por los procedimientos señalados y la acotación de los tiempos que tendrán los jueces para tomar decisiones. El tiempo de resolución que actualmente se mide en términos de dos a cuatro años se reduciría en tres o cuatro meses para los juicios ordinarios".

Luego, el legislador justicialista Gustavo Costanzo argumentó el voto favorable de su bancada.

Además, la diputada oficialista Ana Piccinini destacó el hecho de que los legisladores adopten "una posición sensible, que permita el avance de las fronteras vivas de las técnicas procesales". Señaló

entonces la legisladora que se debe "tener la mente abierta para la transformación de los procesos que tienen que ver con los derechos de familia".

Manifestó que "con este proyecto se privilegia el debate en el eje de la audiencia y el principio de la inmediación, haciendo efectivas la bilateralidad y la igualdad de trato".


Comentarios


Aprueban medidas para agilizar temas de familia