Aprueban reparaciones al juzgado de Bariloche

El miembro que impugnaba en el Consejo de la Magistratura se retiró.

#

El juez Leónidas Moldes argumentó sobre la necesidad de las mejoras en el edificio.

BUENOS AIRES (ABA) El Consejo de la Magistratura de la Nación, aprobó ayer el llamado a licitación para las obras de remodelación en el Juzgado Federal de San Carlos de Bariloche. En una extraña reacción, Santiago Montaña -integrante del cuerpo que la semana pasada dejó trascender sospechas sobre un posible sobreprecio- se retiró del recinto cuando uno de sus pares, Luis Cabral, proponía una declaración que expresara la transparencia con la que se desarrollo el procedimiento.

Cuando en la Comisión de Administración y Financiera, en la que se hizo el debate, Cabral impulsaba un comunicado en respuesta a "cierta repercusión pública que quiso poner en duda la limpieza" con que actuaron los consejeros, sonó el celular de Montaña y éste abandonó la sala. Pasado un tiempo, y en razón de que Montaña los dejó "plantados" un asesor de éste último atinó a señalar: "Se fue a comer, no sabemos si vuelve".

La habilitación recibió el voto a favor de cuatro de los componentes de la Comisión presentes en el recinto: los dos representantes de los magistrados, Luis Cabral y Miguel Gálvez, el senador radical Ernesto Sanz y la representante del Poder Ejecutivo, Marcela Losardo; con el sólo voto negativo de Montaña.

Cabral hizo una férrea defensa del proyecto que permitirá la renovación total de las instalaciones eléctricas, termomecánica y sanitarias, incor

porar un ascensor y una rampa de acceso, renovar los techados y cambiar los revestimientos y agregar 50 metros cuadrados a la superficie original por un valor total presupuestado por materiales y mano de obra de 1.993.245 pesos.

Hace tres años sostuvo Cabral- se vienen desplegando actividades para dar una solución concreta al tema, y tomando para las reparaciones el valor sugerido de 471 dólares el metro cuadrado, más las innovaciones que se autorizan "no encuentro objeciones al pliego".

Además, subrayó que de acuerdo a los informes recabados de la municipalidad de Bariloche no es posible desplegar una obra hacia el centro de la manzana.

Pero Montaña insistió en su postura de que es posible realizar una obra nueva por el mismo valor. "Teniendo esa jurisdicción a mi cargo, recorrí el edificio de Bariloche y llegué a la conclusión que antes que arreglar un edificio que resiste 1.200 kilos, es mejor reemplazarlo por uno que resista cuatro veces más".

El impugnante añadió que no le consta que haya un impedimento de acuerdo a informes de la comuna; y enfatizó que "no me voy a apurar porque alguien me apure... y menos cuando me falta información y los números no me cierran. Que se hagan cargo de la demora a los que les corresponda por los últimos 22 meses".

El titular del juzgado barilochense, Leónidas Moldes, durante cinco minutos argumentó sobre la imperiosa necesidad de contar con las mejoras más allá de no ser un técnico como para pronunciarse sobre la conveniencia o no de un tipo específico de reparación.

La titular de la Administración General del Poder Judicial, autora del proyecto en cuestión, Cristina Adkmentins, curiosamente no asistió ayer al debate, informándose que se hallaba en el Chaco.


Comentarios


Aprueban reparaciones al juzgado de Bariloche