Apuestan a superar inconvenientes en la relación bilateral



Actualizado a las 19:50

RIO GALLEGOS (Télam, enviado especial).- Los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner, y de Chile, Ricardo Lagos, reafirmaron hoy su postura de "superar los inconvenientes" que se presenten en la relación entre ambos países, entre ellos los vinculados con el tema del gas, a raíz de la crisis energética regional impulsada por la situación de Bolivia. Kirchner y Lagos compartieron hoy el acto de inauguración de las obras de pavimentación en un camino que une ambos países, en el paso de integración austral denominado "Monte Aymond", ubicado sobre la ruta nacional 3 y unos 60 kilómetros al sur de Río Gallegos.

"Apostamos fuertemente a la relación con Chile; tenemos que resolver inconvenientes permanentemente, pero es porque gracias a Dios, ambos países están creciendo, están mejorando sus economías, tienen otras demandas, otras necesidades y por supuesto, se multiplican los desafíos", afirmó Kirchner en su discurso. "No tengo ninguna duda que con el querido amigo de la República hermana de Chile vamos a ir superando y sorteando los problemas que tenemos", agregó en el mismo sentido.

Lagos, por su parte, subrayó que su país no quiere "mirar a la Argentina como parte de un problema, sino como una solución" con el objeto de enfrentar a "un mundo globalizado". El mandatario argentino expresó que está "seguro de que con Chile, Perú, Brasil, Uruguay y más adelante, con Bolivia, se podrá conformar un anillo energético para el crecimiento de sus pueblos".

"Queremos demostrarle al mundo entero que América Latina no se resigna más a ser el patio trasero del mundo, sino que quiere pasar a discutir seriamente la integración con el mundo mismo para tener los beneficios y las responsabilidades que nos corresponden", aseveró en su discurso. Lagos, en tanto, destacó que Argentina y Chile "deben tener un planteamiento común para ser escuchados en un mundo globalizado, que sea más justo" y felicitó a la Argentina por "haber dejado atrás momentos difíciles con dignidad".

El tema del gas ya había sido tratado en anteriores ocasiones entre los mandatarios y generó diferencias con Chile por el recorte de provisión gasífera de parte de Argentina. De hecho, el 14 de marzo pasado, Kirchner y Lagos se reunieron en Santiago de Chile y el dato saliente de ese encuentro fue el compromiso del mandatario argentino a realizar "todos los esfuerzos" para garantizar la provisión de gas a Chile.

Ayer, Kirchner había confirmado que hoy trataría con Lagos la posibilidad de invertir en un nuevo gasoducto que traiga el gas de Perú hacia Argentina y Chile. No obstante, pese a la crítica situación institucional de Bolivia, el presidente argentino dijo ayer que "está firme" la inversión para construir el gasoducto del Noroeste.

Durante el encuentro de hoy, los mandatarios inauguraron las obras de pavimentación del tramo denominado Chimen Ayke-Monte Aymond, de 54 kilómetros, para el cual el gobierno nacional y el de Santa Cruz invirtieron una suma superior a los 45 millones de pesos. "Poder estar hoy aquí en el Puesto de Monte Aymod diciendo que hemos unido a Argentina y Chile a través del pavimento, es algo que es un sueño, una ilusión que nunca creíamos que la íbamos a poder concretar", dijo Kirchner.

El presidente argentino reseñó que "lamentablemente siempre los gobiernos centrales decían que había gastos más importantes que integrar a esta región de la patria de ambas patrias". El sector de la carretera nacional pavimentada permitirá tener una vía de acceso más rápida entre las ciudades de Río Gallegos, en Argentina, y Punta Arenas, en Chile.

Participaron del acto los ministros de Planificación Federal, Julio de Vido; de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; y del Interior, Aníbal Fernández; y los gobernadores de Santa Cruz, Sergio Acevedo, y de Tierra del Fuego, Jorge Colazo. Despues del acto, los presidentes comieron en la posada "Tehuelche", ubicada en la localidad chilena de Kimiri Kaike, donde los esperaron jóvenes vestidas con ropas típicas y un fogón donde se cocinaron corderos a la cruz.

En un ambiente distendido, Kirchner y Lagos comieron parados junto a sus ministros y charlaron informalmente sobre la problemática energética. Allegados de ambas delegaciones reconocieron que los funcionarios se mostaron "optimistas" con los avances respecto a la integración en el tema.

Notas asociadas: Argentina y Chile encontrarían un nuevo proveedor en Perú

Notas asociadas: Argentina y Chile encontrarían un nuevo proveedor en Perú


Comentarios


Apuestan a superar inconvenientes en la relación bilateral