Arafat salió del cautiverio y llamó a una tregua total

Las tropas israelíes cedieron a la presión de Washington y desbloquearon su cuartel.

a
JERUSALEN (AFP) - Tras diez días de presión creciente, el primer ministro israelí Ariel Sharon acabó por plegarse a las exigencias de Washington levantando el cerco de la Mukata, el cuartel general del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat.

Aunque se levantó el sitio, las tropas no se retiraron de Ramallah y una columna de una decena de tanques y carros blindados israelíes entró por la noche en esta ciudad cisjordana, declararon testigos a la AFP, poco después de ser reimplantado el toque de queda.

El líder palestino emergió triunfante de la Mukata.

Con dos guardias detrás suyo, Arafat apareció sonriente y en buen estado de salud, haciendo la señal de la victoria, ante una multitud de palestinos que se reunió frente a sus oficinas.

Desde los restos de la Mukata, donde horas antes se había reunido con el enviado de la ONU Terje Roed-Larsen, Arafat lanzó un nuevo pedido a las milicias palestinas para que respeten el "cese total del fuego" y pongan fin a los ataques contra civiles israelíes.

El líder palestino invitó además al Consejo de Seguridad de la ONU a que ejerza mayor presión sobre Israel para que "aplique totalmente" su última resolución, que reclama el fin inmediato del asedio a Arafat y el retiro de las tropas de las ciudades cisjordanas reocupadas en junio último.

El "redespliegue" de las tropas israelíes fue decidido esta mañana en una reunión de gobierno de la que participó además de Sharon, los ministros del Exterior, Shimon Peres, de Defensa, Benjamin Ben Eliezer, y el jefe de Estado Mayor, Moshe Yaalon.

Los tres tanques y varios vehículos blindados que rodeaban la Mukata se retiraron entonces hasta la cinta externa del complejo que quedó prácticamente en ruinas luego de la demolición de varios edificios.

Los soldados quitaron además el alambrado con púas con el cual habían rodeado el edificio donde Arafat, de 73 años, estuvo recluido junto a otros 200 palestinos los últimos 10 días. De todos modos, el retiro de las tropas no fue total, sino que permanecen "a cierta distancia" de la Mukata, denunciaron fuentes palestinas.

"Es una decisión ridícula y no respeta la resolución de la ONU, ni en su espíritu ni en su sustancia", afirmó Arafat .

Fuentes militares israelíes señalaron que el líder palestino y los 200 palestinos atrincherados con él tienen "plena libertad de movimiento", pero no así "los terroristas buscados". "Nuestras tropas serán redesplegadas de manera tal que ninguno de los terroristas buscados logrará escapar de Ramallah", subrayó un portavoz de Sharon.

No hay acuerdo sobre los buscados por Israel

RAMALA, Cisjordania (AFP) - Los palestinos no alcanzaron ningún acuerdo con Israel sobre la suerte de los hombres reclamados por el Estado hebreo, declaró ayer Yasser Abed Rabbo, ministro de Información palestino (dimisionario).

"No hay acuerdo entre nosotros e Israel (sobre los palestinos reclamados)", afirmó Abed Rabbo.

Israel ponía como condición para el levantamiento del cerco del cuartel general de Yasser Arafat en Ramallah (Cisjordania) la entrega de los palestinos atrincherados con él a quienes acusa de estar implicados en "actividades terroristas".

Las tropas israelíes se retiraron este domingo por la mañana de la Mukata (cuartel general), levantando un asedio impuesto el 19 de septiembre como represalia por dos atentados suicidas.

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, había indicado el domingo por la mañana que unos cuarenta hombres, a los que calificó de "terroristas duros", eran reclamados por Israel.

Comienza una semana clave para el futuro de Irak: se define la ONU

VIENA (AFP) - Irak inicia hoy en Viena conversaciones sobre las modalidades de un regreso de los inspectores de desarme mientras Washington busca obligar a Bagdad a abrir todos sus emplazamientos sospechosos a los expertos, so pena de un recurso a la fuerza al que Moscú, París, y Pekín se oponen.

Cuando Washington quiere dar una semana al presidente iraquí, Saddam Hussein, para aceptar una nueva resolución del Consejo de Seguridad, que prepara conjuntamente con Londres, el jefe de los inspectores, Hans Blix, estudiará en la capital austriaca con los responsables iraquíes los detalles "prácticos" de un regreso de sus equipos a Irak a partir del 15 de octubre.

Blix, director ejecutivo de la Comisión de Control, Verificación e Inspección de las Naciones Unidas (COCOVINU), anunció la semana pasada que preveía tres días de reuniones. Estados Unidos, con el apoyo de Gran Bretaña, continúa esforzándose para que sea aceptado un proyecto de resolución en la ONU que le da solo 30 días a Bagdad para abrir todos sus sitios sospechosos de ocultar armas de destrucción masiva a los inspectores de la ONU, de lo contrario podría emplear la fuerza

El primer ministro británico Tony Blair afirmó el domingo que "la voluntad de la comunidad internacional debía ser respetada" por Irak, porque en caso contrario equivaldría a dar luz verde a todos aquellos que quieren amenazar el mundo con armas de destrucción masiva. "No quiero hacer la guerra, ninguna persona sensata quiere hacerla. Deberíamos hacerla sólo si nos vemos obligados a ello", aseguró en un congreso ante jóvenes del partido laborista.

Dos altos dirigentes iraquíes, el vicepresidente Taha Yassine Ramadan y el vice Primer Ministro Tarek Aziz rechazaron cualquier resolución nueva de la ONU, e insistieron cooperar en el marco de las resoluciones existentes.


Comentarios


Arafat salió del cautiverio y llamó a una tregua total