Archivaron la causa contra Monti Zerbi

La AFIP lo investigaba por una presunta evasión desde el "98. Entre sus clientes figuraban empresarios, políticos y jueces



NEUQUEN (AN)- Amenazó con convertirse una de las causas más escandalosas, y ni siquiera llegó a nacer: la justicia federal resolvió archivar el expediente que involucraba al operador financiero Néstor Monti Zerbi en una presunta evasión impositiva que algunos estimaron en 3 millones de pesos. Supuestamente en la maniobra estuvo involucrado el dinero que le confiaron jueces, políticos y empresarios de la región.

El archivo, sin embargo, no fue definitivo y ninguna de las cajas con documentación secuestradas a Monti el 4 de junio del 98 le fueron devueltas. Ahora su abogado, Martín Segovia, continuará la batalla legal hasta lograr un sobreseimiento definitivo y la restitución de todo el material a su cliente.

“Esta causa empezó mal. Fue una aventura jurídica lanzada sin importarles el daño que le causaban a una persona”, dijo Segovia a este diario al informar sobre el archivo de las actuaciones. “La AFIP no pudo comprobar la existencia de ningún delito”, añadió, “y pidió continuas prórrogas para seguir investigando sin llegar a nada”.

La causa contra Monti Zerbi comenzó cuando los sabuesos de la AFIP-DGI allanaron sus oficinas, ubicadas en el quinto piso de 9 de Julio 43 de esta capital. Según dijeron, por una denuncia y por observaciones directas sospecharon que allí estaba montada “una mesa de dinero donde se harían operaciones en negro”.

Hubo una larga batalla legal en torno a la documentación del estudio contable. El abogado Segovia presentó varios recursos para impedir que el organismo nacional abriera las cajas secuestradas, hasta que en marzo del “99 la justicia le dio la razón a la AFIP y le permitió analizar carpetas y discos de computadora.

El extenso proceso alimentó suspicacias y crecieron los rumores sobre la identidad de quienes habrían sido clientes del estudio contable. Durante una entrevista con “Río Negro” (su única aparición pública, y en la que no aceptó fotos) Monti dijo que manejaba “un número ínfimo de clientes”, y se amparó en el secreto profesional para no revelar si se trataba de conocidos empresarios, políticos y miembros de la justicia. Sólo aclaró: “no me manejé con iletrados, todo el que tiene algo para reclamar lo tiene documentado”.

Las versiones indicaban, precisamente, que muchas operaciones se habían efectuado en negro por lo que algunos de sus clientes no tenían pruebas para hacer un reclamo. En abril del año pasado el entonces jefe de la delegación de la AFIP, Guillermo de Rosa, dijo a este diario que “en el estudio contable de Monti funcionaba una mesa de dinero, se otorgaban préstamos, descuentos de cheques y se tomaba dinero a una tasa por encima de los valores de mercado”. Estimó que el monto total de las operaciones superaban los 30 millones de pesos y que la evasión sería de 2 a 3 millones.

Sin embargo ayer, a casi dos años del allanamiento, el abogado Segovia informó que el juez Guillermo Labate resolvió el archivo de las actuaciones porque “la AFIP no pudo comprobar la existencia de ningún delito”.

Monti era además representante de Mercado Abierto, aunque cuando estalló el escándalo esa firma lo desconoció como su operador en la región. Más adelante en el tiempo, Mercado Abierto fue involucrada en el lavado de dinero.

El contador también tiene una denuncia por estafa que se tramita en la justicia provincial. No fue posible determinar en qué estado se encuentra ese expediente.


Comentarios


Archivaron la causa contra Monti Zerbi