Argentina dio el primer paso al despachar a Finlandia



El equipo juvenil jugó de menor a mayor nivel.La diferencia del local pudo ser más abultada.

BUENOS AIRES (DyN) – De menor a mayor. Deslucido al principio y con destellos de buen fútbol en la etapa final. El seleccionado argentino Sub 20 se sacó ayer de encima la siempre inquietante presión del debut con un inobjetable 2-0 sobre Finlandia y comenzó el Mundial con el pie derecho, con todo lo que eso significa.

Es cierto que el triunfo argentino careció de brillo, pero también lo es que los goles de Maximiliano Rodríguez y Andrés D”Alessandro instalaron sensación de justicia y le dieron al partido el resultado más acorde con su desarrollo.

Con la victoria, Argentina empezó en la punta del Grupo “A” y el próximo miércoles buscará ratificar su paso ganador ante Egipto a partir de las 16.45 y también en el estadio de Vélez Sársfield.

El primer tiempo despertó más bostezos que entusiasmo entre la gente, porque Argentina se encontró con un rival de gran estatura física que le cerró los caminos y le cortó el circuito ofensivo.

En el arranque, los finlandeses sorprendieron al salir a presionar y meter a Argentina contra su campo. Pero esa actitud aparentemente ambiciosa de los visitantes se extendió por no más de 5 minutos. Ya sobre los 6, Ariel Seltzer envió un tiro libre y el cabezazo de Mauro Cetto pasó cerquita del poste izquierdo.

Argentina pareció reaccionar, pero a partir de entonces sus intentos ofensivos se fueron diluyendo entre su propia impericia a la hora de atacar y la potencia física de los europeos, en muchos casos el doble de fornidos que los argentinos.

Javier Saviola se mostró como el más incisivo, pero por lo general terminó perdiendo ante los defensores rivales que casi siempre se impusieron por superioridad física. El “Conejito” pasaba a uno, y a veces hasta dos adversarios, pero casi siempre perdía en el siguiente intento.

Hasta que a los 40, y en una jugada aislada, Argentina dispuso de un tiro libre a favor, frontal y a unos 30 metros del arco. Maximiliano Rodríguez encontró en esa pelota parada el gol que Argentina necesitaba para tranquilizarse. El balón viajó alto y se clavó sobre el ángulo superior izquierdo de Otto Fredrikson.

Tras la reanudación, Finlandia inquietó con dos jugadas de riesgo muy claras. Primero fue un cabezazo de Marco Parnela devuelto por el travesaño y después un tiro cruzado y apenas afuera de Mikael Forssell, un delantero astuto, inteligente, y por lejos el mejor de su equipo.

El ingreso de D”Alessandro por Leonardo Ponzio resultó clave para que Argentina se afianzara y encontrara el fútbol ausente.

De los pies de D”Alessandro llegó el segundo, en la mejor jugada colectiva del partido. Arrancaron tocando desde el fondo, Romagnoli recibió por derecha, tocó para Saviola y éste lo dejó solo a D”Alessandro, quien llegó libre de marcas y sacó el zurdazo goleador.

Con el cotejo casi resuelto, Argentina se dedicó a hacer circular el balón, por lo que despertó aplausos y la ilusión en la gente por lo que vendrá.Y se inició el sueño del tetracampeonato.


Comentarios


Argentina dio el primer paso al despachar a Finlandia